Roberto Lavagna rechazó integrar una fórmula con Julio Cobos

El ex ministro de Economía salió a aclarar que no tiene "intención ni interés alguno" de alcanzar un acuerdo con el aún vicepresidente para integrar una fórmula presidencial para las elecciones de 2011. De este modo el mendocino sigue buscando su compañero de binomio.
Jueves 4 de noviembre de 2010
Desde Europa, donde participa de una cumbre de economistas, el ex ministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner rechazó así las versiones que circularon en la prensa a partir de una reunión secreta que mantuvo con el vicepresidente hace dos semanas.

"En estos momentos me encuentro en Europa para disertar en una conferencia. No tengo intención ni interés alguno de un acuerdo con el vicepresidente Cobos para las elecciones del 2011", indicó el ex ministro en declaraciones difundidas a través de su portal web y de su cuenta en la red social Twitter.

Y, en esta línea, subrayó que "desde 2007", cuando formó la alianza por Una Nación Avanzada (UNA) con el radicalismo para las presidenciales, trabaja para "lograr una segunda renovación en el Justicialismo".

En el entorno del vicepresidente generó fuerte malestar la filtración de la reunión en la prensa, que motivó el rechazo público del ex ministro, quien encabezó una fórmula presidencial en 2007 con el entonces presidente de la UCR, Gerardo Morales, y quedó ubicado en tercer lugar detrás de Elisa Carrió y Rubén Guistiniani.

Fuentes cercana a Cobos explicaron a Noticias Argentinas que ese encuentro "fue uno de los tantos que el vicepresidente mantiene con dirigentes políticos de todos los sectores" y que en él "sólo se hablaron temas de coyuntura y no de propuestas electorales".

De todos modos, reconocieron que Lavagna es un "gran cuadro político para tener en cuenta" en caso de que el radicalismo llegue al Gobierno en 2011.

Mientras Cobos sigue buscando su compañero de fórmula, su principal rival interno en la UCR, Ricardo Alfonsín, se encuentra cada vez más cerca del gobernador de Santa Fe, el socialista Hermes Binner, para integrar un binomio electoral.

Aunque la prioridad para Cobos es algún referente del Acuerdo Cívico y Social, no descarta dirigentes ajenos a la fuerza: ya se mencionó al peronista disidente Francisco de Narváez para compartir un proyecto electoral, aunque como candidato a gobernador bonaerense.

Los gestos del vicepresidente hacia extrapartidarios generan, sin embargo, fuerte rechazo en el radicalismo orgánico, que en su alianza con Lavagna en 2007 supo ampliar su base territorial pero ahora apuesta a reforzar la alianza con sus socios del Acuerdo y no entregar al peronismo su renovado capital político.