VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

Moyano desautorizó a su hijo: "Está mal lo que dijo Pablo"

El titular de la CGT Azopardo se refirió a los dichos de su hijo, que había hablado de muertos si no se solucionaba el conflicto de la recolección en Quilmes. Hugo tuvo que salir a poner un freno a esas declaraciones. Reconoció que no estar de acuerdo con esas expresiones.
Jueves 1 de mayo de 2014
El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, admitió hoy que "esta mal" que su hijo Pablo haya hablado de "muertos" en el marco del conflicto por la recolección de basura en Quilmes, pero insistió en denunciar que detrás de este tema está la presidenta Cristina Fernández que le "baja línea a los intendentes" para atacar al Sindicato de Camioneros.

Moyano reconoció que "no son las mejores" las expresiones vertidas por su hijo, quien, en su carácter de secretario adjunto del gremio, sostuvo que el conflicto por la basura en el municipio que encabeza Francisco "Barba" Gutiérrez puede dejar "uno, dos o tres muertos".

"Yo no estoy de acuerdo con esas expresiones, pero, ¿qué es peor? ¿Decir lo que dijo Pablo, que está mal dicho y que no lo comparto, o decir que hay 430 familias que se quedan sin trabajo?", inquirió el líder gremial y calificó a intendentes y referentes kirchneristas como "bufones del poder".

En declaraciones a radio Mitre, un día después de haber advertido que si el Gobierno "quiere guerra", el gremio de Camioneros que conduce está preparado para resistir, Moyano insistió en acusar a la jefa de Estado de "perseguir" a su sindicato para propinarle un "ataque directo".

"Me lo han dicho los intendentes; dicen: 'sí, a mí me bajaron línea' (desde la Casa Rosada)", contó el dirigente y para reforzar sus argumentaciones lanzó: ¿Quién compró los camiones (para municipalizar el servicio de recolección de residuos)? ¿O usted cree que los pudo comprar la Intendencia de Quilmes?".

El líder cegetista disparó: "Se los compró el Gobierno a través de la Secretaría de Transporte, a través de (el ministro de Planificación) Julio De Vido".

En sus duros cuestionamientos a la jefa de Estado, Moyano resaltó que desde el Gobierno nacional "se metieron también con el gremio de la recolección de Córdoba. A través de la promesa que ha hecho Julio de Vido de (la construcción de) 500 casas, dividieron al gremio".

"Se metieron también en Santa Fe", prosiguió Moyano y repitió que este accionar es un "ataque directo, son instrucciones de la Presidenta" para perjudicar al Sindicato de Camioneros: "Esto es así, por absurdo que parezca", se lamentó.

Moyano sostuvo que desde su organización "no nos oponemos a que se municipalice" el servicio de recolección de residuos en Quilmes, "pero no podemos aceptar -recalcó- que haya 430 familias que quedan sin trabajo".

"Yo los escuchaba a estos señores, a estos bufones del poder. Es el libreto que le dan y es lo que tienen que decir, pero engañan, mienten a la sociedad", resaltó y afirmó que "no hay ningún diálogo con el intendente (Gutierrez) que permita decir que la gente va a entrar a trabajar en el Municipio".

Moyano acotó: "Seguramente no les van a pagar los sueldos que cobran (al estar agremiados) en camioneros, pero por lo menos tener una alternativa. No hay absolutamente nada".