Bitrenes, la nueva generación en el transporte de cargas

Se trata de un nuevo sistema que combina dos semirremolques en un solo camión. Un decreto presidencial de esta semana habilita su uso en todo el país.
Viernes 2 de mayo de 2014

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció por cadena nacional, el miércoles pasado, la firma del decreto 574/2014, que autoriza la circulación de los bitrenes por rutas nacionales.

¿De qué se trata? De un producto que hasta ahora se conoce solamente en la provincia de San Luis, pero que promete renovar el transporte de cargas en todo el país. Combina dos semirremolques en un solo camión. Se estima que el consumo de combustible por tonelada transportada baja más del 40 por ciento, además de mejorar la relación de carga de peso por eje.

Sólo tres empresas lo fabrican en nuestro país. Una de ellas está en la provincia de Santa Fe, y es Vulcano, de Las Rosas.

“Los primeros que empezaron a fabricar este producto, en el año 90, fueron los australianos. Si bien ese país tiene un mayor desarrollo económico que el nuestro, se parece a la Argentina por las grandes distancias y por tener una producción agropecuaria muy importante”, dijo Carlos Moriconi, titular de la firma.

Aclaró que “siempre fue un lugar desde el cual podemos tomar ideas, verlo como espejo de las cosas que podríamos hacer”.

El empresario relató que en 2001, la hija de su colega Carlos Boero, con quien los une larga amistad, estaba viviendo en aquel país. Y a la vuelta de uno de los viajes a Australia le comentó que había conocido algo llamado bitrén que permitía optimizar la carga: “Acá ya empezaban a surgir los pooles de siembra y se venía la expansión de la soja. Y en Vulcano nos animamos al desafío de empezar a fabricar los bitrenes, que podían ser una buena solución para transportar cosechas que iban a ser cada vez más voluminosas”.

Así empezó la fabricación de los bitrenes en la Argentina. “Empezamos a buscar videos y fotos, preguntar mucho e investigar. Nos pusimos a probar cómo podíamos diseñar y fabricar esa quinta rueda que se le llama a la articulación que combina los dos semis en un solo camión, hasta que nos salió y empezamos con una versión de tamaño chico, que transporta hasta 45 toneladas. Ese es como un camión común, pero de tres ejes”, contó Moriconi.

Lograron que en 2004 se incorporara ese modelo a la ley nacional de tránsito: “Más adelante nos decidimos a fabricar también el modelo largo, de algo más de 25 metros y capacidad para transportar hasta 75 toneladas, el mismo que estaba ya en otros países”.

En 2012, San Luis fue la primera en habilitarlo para sus rutas provinciales. “Eso nos permitió no sólo tener un mercado para lo que hacíamos, sino crecer mucho en el desarrollo. En estos dos años, el bitrén grande de Vulcano creció en varios aspectos, pudimos ir mejorando el producto”, indicó el empresario.

En cuanto a los Boero, ellos aportaron la idea inicial y participan del proyecto mediante la fabricación de algunas partes del bitren. Ignacio Boero, a cargo de la empresa que fundó su padre explicó que Moriconi puso en marcha la iniciativa y les encargó a ellos los ejes y las suspensiones de los equipos. “Tuvimos que invertir mucho capital para ser parte de este proyecto, desarrollar tecnología nueva”, sostuvo.

Ambas empresas están integradas en la cadena de valor de remolques y semirremolques de la provincia de Santa Fe, ámbito en el cual discuten y planifican las estrategias del sector.

Los bitrenes viajan actualmente en Alemania, Estados Unidos, Brasil, Uruguay, Canadá, Francia, Holanda y Noruega, entre otros países. En la Argentina, esta semana, se dio un paso importante para que dejen de estar presentes sólo en las rutas provinciales de San Luis. Lo que resta es que la Comisión Nacional de Transporte y Seguridad Vial determine corredores viales de circulación segura, y que coordine con provincias y municipios su implementación.

Según el decreto 574/2014, los bitrenes deberán tener una licencia particular de configuración de modelo, a emitir por la Secretaría de Industria. Todas las unidades, a su vez, tendrán que disponer de frenos ABS y EBS, y un sistema automático que permitirá bajar los ejes automáticamente cuando se alcance un determinado nivel de carga y un sistema de registro de peso por eje. Cuando estas medidas administrativas y de seguridad estén listas, empezarán a verse seguido en la región.