Finalmente, abortó en centro privado la niña embarazada

La práctica a la que se sometió a la nena "fue concluida en un hospital público, fuera del ámbito de la provincia de Buenos Aires, sin haberse detectado complicación alguna", dijeron ONGs que la acompañaron.
Lunes 5 de mayo de 2014
La interrupción del embarazo de una nena de 13 años que fue violada y cuyo aborto no punible no fue autorizado por el Hospital "Mariano y Luciano de la Vega" del partido bonaerense de Moreno por considerar que la intervención ponía en riesgo la vida de la niña, se concretó finalmente en un consultorio privado con resultado satisfactorio, informaron organizaciones de mujeres.

Por el hecho, las organizaciones que gestionaron la práctica que finalmente se hizo con medicamentos en un consultorio privado, denunciaron "maltrato y coerciones, falta de atención adecuada y de análisis pertinentes para realizar los diagnósticos, y la divulgación de datos de la historia clínica de la niña".

El comunicado de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y gratuito, y las organizaciones de Moreno, Mujeres al Pie del Cañón, Mujeres Conurbanas, Confluencia Política 29 de Mayo, Las Rojas, Campaña contra las Violencias regional Oeste, y FOL-La Brecha, anunciaron además que "acompañarán a la familia en las acciones legales correspondientes para llevar adelante el juicio penal y la sanción que le quepa a las autoridades que han vulnerado los derechos".

El texto del documento difundido hoy señala que "el día viernes 2 de mayo la nena de 13 años a quien le negaron la interrupción de su gestación producto de una violación en el hospital provincial fue dada de alta y está en buen estado de salud tras acceder a la interrupción legal del embarazo con medicamentos de manera privada".

La práctica a la que se sometió a la nena "fue concluida en un hospital público, fuera del ámbito de la provincia de Buenos Aires, sin haberse detectado complicación alguna".

"La intervención fue realizada por la gestión del movimiento de mujeres y feminista y no por el Ministerio de Salud, debiendo ser ésta una de sus funciones", dice el texto.

La niña y su madre "manifestaron haber sido atendidas de forma profesional y cuidadas tanto por los profesionales que iniciaron la práctica en un consultorio privado, como por el personal médico del hospital", refirieron las organizaciones.

De esta manera, añade el informe, "se hizo efectivo el derecho al Aborto No Punible que las mujeres tienen consagrado en el Código Penal de la Nación desde 1921 y que fue fortalecido por la Corte Suprema de Justicia el 13 de marzo de 2012".

"Esto demuestra que los dichos de las autoridades del hospital de Moreno, Rubén Rossi y Mariana Dunayevich, así como los de Lidia Tundidor, coordinadora del Programa de Prevención y Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género del Ministerio de Salud bonaerense, eran falsos".

Según señala el comunicado, las autoridades "fundamentaron la negativa a realizar el aborto en supuestos criterios técnicos que orbitaron alrededor de la edad gestacional y el delicado estado de salud que ostentaba la niña, afirmando que de realizarse la práctica se ponía en peligro su vida".

"Apelaron a supuestos plazos de permisión cuando ni el artículo 86 del Código Penal, ni la Guía Técnica para la realización de los abortos no punibles de la cartera de Salud de la Nación, ni el Protocolo para la realización de la provincia de Buenos Aires, ni el manual de lineamientos de la OMS indican que exista un término máximo para realizar la práctica médica", dicen los denunciantes.

El 28 de abril pasado, los médicos del Hospital provincial Mariano y Luciano de la Vega de Moreno recomendaron no interrumpir el embarazo de la nena, tras lo cual las organizaciones de mujeres hicieron una protesta en el hospital.

Sin embargo, la directora asociada del hospital, Mariana Dunayevich, reafirmó su decisión, ya que una interrupción "pondría en riesgo la vida de la mamá" porque "no es un aborto, es un parto prematuro".