Comienza el juicio oral por el cuádruple crimen de La Plata

Osvaldo "Karateca" Martínez, novio de una de las víctimas, y el albañil Javier "La Hiena" Quiroga estarán sentados en el banquillo de los acusados.
Martes 6 de mayo de 2014
El juicio oral por el cuádruple crimen de La Plata, cometido el 27 de noviembre de 2011, comenzará hoy con Osvaldo "Karateca" Martínez, novio de una de las víctimas, y el albañil Javier "La Hiena" Quiroga en el banquillo de los acusados.

El proceso judicial empezará a las 10 en la Sala B de los tribunales de La Plata, ubicados en la calle 8, entre 56 y 57. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de la capital provincial, integrado por los jueces Ernesto Domenech, Andrés Vitali y Santiago Paolini, prevé tomar declaración a casi 170 testigos citados por lo que también se conoció como la masacre de La Loma.

Uno de los primeros en declarar ante el TOC 3 de la capital provincial será Daniel Galle, padre de Micaela Galle (11), asesinada junto a su madre Bárbara Santos (29), su abuela Susana De Bárttole (63) y una amiga de ésta, Marisol Pereyra (35).

Daniel Galle, junto a un vecino de las víctimas, fue quien alertó a la Policía de que había manchas de sangre en la puerta del departamento en el que fue cometido el cuádruple homicidio, la unidad 5 de un PH de la calle 28 al 467, en el barrio La Loma.

En el living del departamento, fue encontrado el cadáver desnudo de Santos, quien se presume fue sorprendida por su asesino cuando se duchaba.

En la cocina, fueron hallados los cuerpos sin vida de Pereyra y de De Bárttole y, en uno de los dormitorios, fue encontrado sobre una cama de dos plazas el cadáver de la menor, con un celular en sus manos.

Martínez permanece en libertad, mientras que el otro imputado, conocido de las víctimas por haber realizado trabajos de albañilería en el departamento, se encuentra recluido desde hace meses en la Unidad 9 de La Plata.

Ambos fueron acusados por el fiscal Alvaro Garganta, quien sostuvo que "por lo menos dos hombres, conocidos de la familia, mediante múltiples golpes y heridas de arma blanca, le dieron muerte a Bárbara Santos, a Susana De Bárttole y a Micaela Yamila Galle Santos".

El fiscal consideró que, "en dichas circunstancias, ante la llegada imprevista de Marisol Pereyra, el primero (por Martínez) la recibe y el segundo (Quiroga) la ultima". Garganta tomó en cuenta el testimonio del remisero Marcelo Tagliaferro, quien trasladó a Pereyra hasta la escena del crimen e identificó al acusado Martínez como el hombre que presuntamente salió a recibir a la mujer.

Según el fiscal, el ADN encontrado en el departamento y debajo de las uñas de Pereyra coinciden con las del imputado Quiroga, prueba que es objetada por la defensa.