Allanan financiera bahiense por causa del novio de Farro

Fue concretado en las oficinas de la financiera Crediba S.A. por orden del Juzgado Federal Nº1 de Bahía Blanca. Se secuestraron cheques y documentos descontados.
Martes 6 de mayo de 2014
La Justicia allanó hoy una financiera ubicada en pleno centro de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca y secuestró cheques y documentos librados por miembros de la organización cuyo liderazgo se atribuye a Juan Ignacio Suris, novio de la vedette uruguaya Mónica Farro.

El procedimiento fue dispuesto en el marco de la causa seguida a Suris como presunto jefe de una banda que proveía facturas apócrifas para maniobras de evasión fiscal.

El allanamiento fue concretado en las oficinas de la financiera Crediba S.A. por orden del Juzgado Federal Nº1 de Bahía Blanca.

Fuentes judiciales indicaron que como resultado de los procedimientos se secuestraron cheques y documentos descontados por algunos miembros de la banda y computadoras con información vinculada a la causa.

Las medidas son el resultado de la profundización de la línea de investigación que se sigue respecto de la existencia de una asociación ilícita tributaria.

Las investigaciones fueron iniciadas por la AFIP en 2011 e impulsadas por el organismo recaudador en la Justicia desde su rol de querellante.

Hasta el momento se detectaron al menos 190 usuarios de las facturas falsas, que habrían evadido no menos de 40 millones de pesos.

Suris, a quien también se vincula con el financista Leonardo Fariña, fue procesado con prisión preventiva y tiene un embargo de 15 millones de pesos bajo el cargo de "asociación ilícita", por lo que podría recibir una de hasta 10 años de cárcel si la Justicia prueba su rol de "organizador" de la banda.

Fuentes judiciales revelaron que luego de analizadas las cuentas bancarias correspondientes a las sociedades apócrifas cuya administración se atribuye a Suris, se pudo identificar que el mecanismo empleados para las maniobras consistía primero en el ingreso de una suma de dinero en la cuenta bancaria y, en un plazo de 48 horas, se retiraba la misma suma en concepto de pago de cheques.

El novio de Mónica Farro, quien también es investigado por narcotráfico, reconoció que en algunos casos ni siquiera depositaba dinero en efectivo, sino que concurría al banco y solicitaba la emisión de un ticket para simular la bancarización de los supuestos pagos, justificando la salida del dinero mediante cheques, que luego eran descontados fuera del sistema financiero formal.