Barrionuevo y Moyano marchan a Plaza de Mayo

Las CGT Azul y Blanca y Azopardo se movilizan en reclamo por la inflación, la inseguridad y otras demandas sindicales.
Miércoles 14 de mayo de 2014
Las CGT Azopardo de Hugo Moyano y Azul y Blanca de Luis Barrionuevo marcharán hoy a la Plaza de Mayo para manifestar su "preocupación" por la inflación y reiterar las demandas del sindicalismo, a las que le sumaron ahora un reclamo contra la inseguridad.

Los dirigentes y los afiliados a los gremios de ambas centrales se concentrarán a las 15.00 en la histórica plaza porteña, donde se montará un escenario al que no subirán los principales referentes de estas CGT.

Se definió que los protagonistas del acto serán niños que vestirán remeras con consignas contra la inseguridad, la inflación y la pobreza, mientras que dos locutores leerán un documento confeccionado por las centrales, titulado "El desánimo de los argentinos".

Los trabajadores de las CGT convocantes se movilizarán sin banderas políticas ni de sus respectivos gremios y, en la previa, los dirigentes convocaron a sumarse a la marcha "a todos los ciudadanos que comparten su preocupación por la inseguridad".

La columna de la CGT moyanista bajará a la Plaza de Mayo por Diagonal Sur mientras que la de la CGT barrionuevista lo hará por la Avenida de Mayo.

Por su parte, además de trabajadores de los sindicatos agrupados en esta dos centrales, también el gremio de maquinistas de trenes de La Fraternidad, que se alejó de la CGT oficialista de Antonio Caló, anunció que movilizará afiliados.

Este martes, Moyano ratificó que en el acto no habrá oradores y que "va a haber chicos en el palco, no dirigentes".

"El objetivo de la movilización es lo que venimos reclamando desde hace tiempo, en relación con lo que en su momento fue la declaración de Mar del Plata, con tres ejes: inflación, desocupación e inseguridad. No podemos darle un tono gremial a esto. Es un reclamo de toda la sociedad", indicó el camionero.

Tras la reunión de Consejo Directivo que las dos CGT realizaron el pasado lunes, el titular del gremio de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, puntualizó que las centrales "se vieron obligadas" a poner el tema de la inseguridad sobre la mesa "porque no lo toma nadie" de la dirigencia política.

"La inseguridad trasciende una coyuntura o un partido político es una demanda a toda la clase política", sostuvo el dirigente moyanista.

A su vez, los dirigentes de las CGT opositoras se mostraron cautos sobre cómo seguirá el plan de lucha que incluyó el pasado 10 de abril un paro general, junto a la CTA de Pablo Micheli, que no participará de la marcha de este miércoles a Plaza de Mayo.

En ese sentido, Schmid fue cauto y relativizó el entusiasmo en tal sentido de la CTA opositora, que anticipó que busca retomar la "unidad en la acción" con estas dos CGT para lanzar en junio próximo un paro de 36 horas con movilización.