Riquelme y Gigliotti continúan en duda y se lesionó Ledesma

Las presencias del enganche y el delantero en el equipo de Boca que el domingo visitará a Gimnasia continúa en duda. Sí se confirmó que, a tres días del partido, Pablo Ledesma no podrá jugar por un traumatismo.
Jueves 15 de mayo de 2014
Por otra parte, Pablo Ledesma no pudo finalizar el entrenamiento de hoy por un traumatismo de tobillo izquierdo y su inclusión en la última fecha del torneo Final también es improbable. Por tercer día consecutivo, tanto Riquelme como Gigliotti no tuvieron actividad en campo, el primero por un dolor en el quinto metatarsiano izquierdo y el delantero por un traumatismo de tobillo derecho.

Descartado ya Juan Manuel Martínez por un esguince de rodilla derecha, a lo que deben sumarse las suspensiones de Agustín Orion, Daniel Díaz y Juan Forlín, el equipo dirigido por Carlos Bianchi presentará necesariamente varios suplentes.

Claudio Riaño, quien el miércoles se entrenó de manera diferenciada por una contractura de aductor derecho, hoy había vuelto a trabajar con normalidad pero no terminó la sesión de fútbol reducido, aunque se estima que podrá jugar.

El que está completamente recuperado es Nicolás Colazo, que ayer también había trabajado aparte por una fatiga muscular pero hoy se movió sin inconvenientes.

Una posible formación de Boca es la siguiente: Emanuel Trípodi; Hernán Grana, Claudio Pérez, Leandro Marín o Diego Castagno, Emanuel Insúa; Andrés Cubas, Federico Bravo, Nicolás Colazo, Juan Manuel Sánchez Miño; Luciano Acosta y Riaño.

Marín, cuya posición natural es la de lateral derecho, había participado de la práctica formal del miércoles como segundo central pero hoy apareció Castagno como otro candidato para ocupar esa plaza.

El juvenil cordobés, que hacía mucho tiempo no formaba parte del plantel principal, sólo tiene minutos en Primera División en el partido frente a Newell’s Old Boys por el torneo Final 2013.

Bianchi cambió la rutina y hoy no hubo otra práctica formal sino un reducido de diez contra diez en cancha de setenta por treinta metros, con un jugador por equipo que iba por fuera de una línea lateral, ejercicio que por lo común se desarrolla los viernes.

Sin pecheras jugaron Trípodi, Grana, Pérez, Castagno, Insúa, Diego Perotti, Ledesma (Yamil Romero), Colazo, Iván Leszczuk y Riaño (Mauro Dalla Costa) y con pecheras lo hicieron Sebastián D’Angelo, Marín, Díaz, Forlín, Nahuel Zárate, Diego Rivero, Gonzalo Escalante, Cubas, Sánchez Miño y Acosta.