Suspensiones y despidos en Rosario, Córdoba y Mendoza

Martes 20 de mayo de 2014
Los datos publicados recientemente por el Indec, que aseguran que hubo una disminución de la desocupación a 7,1 por ciento, contrastan negativamente con la situación en diferentes sectores industriales donde los despidos y las suspensiones se vienen multiplicando.

En Córdoba, la fábrica de camiones Iveco paralizó su planta de Ferreyra hasta el viernes inclusive, mientras que Volkswagen suspendió por dos días las actividades en dos de sus tres plantas. La provincia es la más afectada por las suspensiones, pero no es la única en una Argentina a la que regresó el temor a perder el empleo.

En Santa Fe el sector empresario, al igual que el gobierno y los sindicatos se mostró preocupado por la caída en la actividad de la industria automotriz, que impacta en las autopartistas, en frigoríficos, en la industria del biodiesel, la construcción o los comercios. Sin embargo, esperan que las variables de los próximos meses permitan revertir la tendencia negativa.

La excepción en las estadísticas oficiales es Mendoza donde informan un aumento de la desocupación en 6.000 personas. Pequeñas y medianas bodegas, algunas con fama internacional por la calidad de sus vinos, han despedido empleados por problemas de rentabilidad o reestructuración de sus negocios. La caída de las ventas en el mercado interno y el atraso en el pago del reintegro a las exportaciones por parte del Gobierno nacional son algunas de las razones que esgrimen desde el sector empresario.