Batalla legal por ser colectivera: “No me dieron ni una oportunidad”

Mirta Cisneros logró un amparo de la Corte de Salta para no ser discriminada por su condición de mujer.
Jueves 22 de mayo de 2014

¿Vos querés ser colectivera?
Si, desde hace años. Es medio difícil acá.

¿Cómo es la situación?
Yo fui a la empresa y les dije que quería ese trabajo. Ellos me dijeron que me capacitara, que todo iba a estar bien. Después que me capacité y obtuve la credencial, esperé a que me llamaran para la prueba y nunca se dio. Después fui a todas las otras empresas de transportes de pasajeros de la ciudad y ninguna me dio una oportunidad. Cuando lo publiqué se volvió de conocimiento público y algunas organizaciones me ayudaron, porque es un derecho laboral.

¿Vos tenés licencia de conducir profesional?
Si, desde el inicio. Busqué que me capacitara un señor que tenía un colectivo. Yo trabajé en transporte de pasajeros en otra ciudad pero quiero trabajar acá en capital. El fallo de la Corte provincial queda como una huella.

¿Tu planteo es no ser discriminada por cuestiones de género?
Totalmente. Pero nunca me dijeron en la cara que no me tomaban por ser mujer.

¿Por qué un colectivo y no un taxi?
Porque es un trabajo más formal, con jornada de 8 horas. Además hay menos riesgos de ser asaltados porque no manejan efectivo.