Veterinarias alertan que hay más robos de droga ketamina

Es un estupefaciente utilizado en la medicina veterinaria y con potencial alucinógeno para los seres humanos. Este "modus operandi" se dio en Castelar, Ciudadela, Haedo, Moreno, Palomar, San Justo, Villa Luzuriaga, Morón, Caseros, Ituzaingó, Paso del Rey y La Plata.
Miércoles 11 de junio de 2014

El Colegio de Veterinarios bonaerense alertó hoy sobre el aumento de robos de ketamina, una droga utilizada en la medicina veterinaria y con potencial alucinógeno para los seres humanos, que tuvieron lugar en distintos locales de más de diez localidades de la provincia.

Son varios los profesionales veterinarios que han denunciado a una pareja que se traslada en moto y que, simulando ser cliente, se presenta con un gato para vacunar y, acto seguido, procede a robar dinero en efectivo y ketamina.

Hasta el momento, las localidades que informaron este "modus operandi" son Castelar, Ciudadela, Haedo, Moreno, Palomar, San Justo, Villa Luzuriaga, Morón, Caseros, Ituzaingó, Paso del Rey y también se presentaron casos en la ciudad de La Plata.

Según se informó, la ketamina es absolutamente de uso profesional y los veterinarios la deben comprar bajo receta archivada y sólo para consumo interno.

Tanto líquida como en polvo, es anestésico y anlagésico disociativo con potencial alucinógeno, ya que interrumpe en forma selectiva las vías cerebrales de asociación y produce bloqueo sensorial.

Se trata de una droga muy potente y peligrosa para los seres humanos, ya que puede producir alucinaciones, depresión, aumento de la presión sanguínea, alteración de la conciencia y pérdida de conocimiento, ataques de pánico, episodios psicóticos, convulsiones, vómitos, diarrea y trastornos cognitivos a largo plazo.

En ocasiones puede producir hasta asfixia, derrames cerebrales y paro cardíaco, entre otros síntomas.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires informó que ya denunció estos hechos con anterioridad y que observa con preocupación la situación en lo que respecta al robo y comercialización de esta droga en los distintos puntos del conurbano bonaerense.

El sector ya contactó el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Raúl Fernández; el comisario general de la zona oeste del conurbano bonaerense y remitió notas con los datos recabados, como fechas y veterinarias atacadas, y una imagen de la pareja sospechosa.

También solicitó que se tomen las precauciones pertinentes y se comprenda la importancia de realizar la denuncia correspondiente ante las autoridades policiales, denuncia en la que debe constar el número de serie y lote de la medicación, ya que es el profesional veterinario el responsable por la droga sustraída.