“Somos locales otra vez”

Domingo 15 de junio de 2014
Nada, falta nada para el debut argentino en la Copa del Mundo y de verdad estoy nervioso. No porque Bosnia sea el Santos de Pele, ni porque Dzeco me saque el sueño, pero después de escuchar a Sabella ... Tengo miedo nene !!! En fin, si nos empezamos a esconder en el primer partido... La que nos espera!!!

Afuera la gente juega su partido. Río de Janeiro es una sucursal de Mar del Plata, con más argentinos que brasileños. Eso, espero, será un punto a favor. Aquí nadie duda en decir que la Argentina es candidato, aunque Sabella y su millón y medio de cábalas se nieguen a reconocerlo. Igual, Río sigue siendo una fiesta. Las noches desbordan de argentinos. Están los que llegaron en los más sofisticados aviones, hasta los que gastaron suela haciendo dedo. Eso si, a la hora de gritar, nadie hace diferencias.

Carlos , Lucas y Mariano compraron los pasajes a doce meses y viven en un departamento a dos cuadras del mar. Horacio pagó veincinco mil pesos un paquete para llegar hoy y volverse mañana. Dos pibes de Lanús aparecieron en Río con su Fiorino, en la que instalaron dos colchonetas cinco estrellas para bancar los gastos. Una delegacion de San Justo acondicionó un micro para vivir en comunidad durante treinta días...

Todo sirve , todo vale para darse el gusto de ver a la celeste y blanca en un mundial cerca de casa y para gritar como pocas veces, "Somos locales otra vez" . Ahora la palabra (o la pelota en realidad) la tienen los once de adentro, afuera, tranquilos que el aliento es incondicional.

Por lo pronto yo, me Río de Janeiro y espero que esa sonrisa me dure hasta dentro de un mes, justamente aquí, en la Ciudad de fiesta eterna.