Tenía a su beba en brazos y los mataron de unos 29 balazos

El ciudadano paraguayo, de 39 años, tenía 14 orificios de bala en su cuerpo mientras que su pequeña, de 10 meses, recibió al menos dos balazos que le provocaron la muerte mientras era atendida en un hospital.
Viernes 20 de junio de 2014

Un hombre y su beba que llevaba en brazos, fueron asesinados cuando llegaban a su casa en el partido bonaerense de Moreno por al menos dos delincuentes que, aparentemente, los estaban aguardando y le dispararon 29 balazos, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 20 de anoche en Samay Huasi y París, en la zona de Cuartel V de Moreno, en el oeste del conurbano bonaerense, y los investigadores creen que, por la cantidad de
balazos disparados por los homicidas, se trató de un ajuste de cuentas.

Fuentes policiales revelaron que el hombre asesinado fue identificado como Oscar Vera, un ciudadano paraguayo de 39 años, quien tenía 14 orificios de bala en su cuerpo. En tanto, su beba de diez meses recibió al menos dos balazos que le provocaron la muerte mientras era atendida en un hospital.

Todo comenzó cuando el hombre llegaba a su casa junto a su esposa y su beba de un año y medio a bordo de un auto y fue abordado por dos hombres que, aparentemente, lo estaban esperando en la puerta de la vivienda, situada en medio de un barrio humilde habitado por decenas de familias de nacionalidad paraguaya.

Un jefe policial relató a Télam que Vera no tenía trabajo estable, hacía changas y se había ausentado del barrio durante un tiempo hasta hace pocas semanas, cuando regresó de un viaje por su país.

Aparentemente, los agresores le dijeron algunas palabras en guaraní y la víctima salió corriendo con su beba en brazos, mientras su esposa comenzaba a gritar pidiendo ayuda.

Fuentes policiales dijeron que los delincuentes comenzaron a disparale a Vera mientras lo corrían.

"El hombre alcanzó a correr unos 50 metros, cruzó la calle y pretendió refugiarse en una casa, pero quedó encerrado por el alambrado perimetral de esa propiedad. Allí lo remataron", dijo a Télam el investigador.

Según los policías, en ese lugar se contabilizaron 12 vainas servidas, mientras que se recolectaron otras 17 vainas en el trayecto desde la puerta de su casa.

Vera murió en el acto como consecuencia de múltiples heridas en distintas partes del cuerpo, mientras que su beba recibió al menos un balazo en el cráneo y otro en la espalda, dijeron las fuentes polilciales.

La beba fue trasladada al Hospital Mariano y Luciano de la Vega, de Moreno, donde ingresó con vida y fue atendida por los médicos, aunque horas después murió.

Los forenses que trabajaron sobre el cuerpo de Vera contabilizaron 14 orificios de bala, aunque aún no saben cuántos de ellos son de entrada y cuántos de salida.

En el lugar, los policías secuestraron 29 vainas servidas calibre nueve milímetros y se entrevistaron con vecinos que aportaron algunos detalles sobre los presuntos agresores.

Los investigadores descartaron en principio la hipótesis del robo, ya que en poder del hombre se encontraron tres teléfonos celulares y sus pertenencias, entre ellas una billetera con dinero y las llaves de su auto.

Además, dijeron que por la violencia utilizada por los agresores todo apunta a que se trató de un ajuste de cuentas, y no descantan que esté vinculado al narcotráfico.

El hecho es investigado por personal de la comisaría de Cuartel V de Moreno, bajo las órdenes de un fiscal de turno de Moreno, quienes esta mañana trabajaban sobre las pistas recolectadas entre los vecinos para intentar localizar a los autores del hecho