El relato más emocionante del triunfo argentino

Miércoles 2 de julio de 2014
Los relatores le regalan esa cuota especial a los partidos. Pero no es fácil llegar al corazón de la gente y lograr llevarse las lágrimas de emoción.

Este martes sucedió con un relato de euforia, porque Argentina era más Suiza pero no concretaba y a poco del final del partido, cuando los penales asomaban, apareció el Messias y Angelito estampó el triunfo.

El relato hasta las lágrimas quedó en la garganta de Pablo Giralt, que hasta lloró de emoción y terminó casi sin voz. Su compañero, Juan Pablo Varsky, debió seguir con los comentarios mientras él se recuperaba. Elogios para la gambeta mágica de Lionel Messi y para la definición de Ángel Di María que había marcado por primera vez en el Mundial.

Un grito sagrado, mucha emoción y ¡Vamos Argentina!