En rutas de Brasil, te corrés o te pasan por arriba

Jueves 3 de julio de 2014

La trágica muerte de la hija de Tití Fernández nos conmovió a todos. Por la cercanía y por haber transitado esa ruta hace menos de una semana. Estuve con Benedetto después del partido de Argentina y se que Marcelo fue a acompañarlo a Tití y a su familia en este duro momento.

Con Tití y su hija estuvimos en Ciudad de galo, sin saber que era la hija. Pensamos que era una productora suya o trabajaba con su equipo. Hace una semana estuvimos con él en Porto Alegre, porque estaba en el mismo hotel que nosotros. Por eso esto nos conmueve por donde se lo mire.

¿Qué decir de las rutas brasileñas? Mucho. Desde que llegamos a Brasil para la cobertura de Canal 26 en el Mundial, transitamos cerca de 5.000 kilómetros y pasamos por la ruta donde ocurrió la tragedia, ubicada en la localidad de Oliveira, en el estado de Minas Gerais, unos 158 kilómetros al sur de Belo Horizonte. Puedo asegurar que las rutas de Brasil están mejor que las nuestras pero el problema es que aprovechándose de eso, manejan como manejan.

Además de ser rápido, no es extraño ver un camión que vaya a 120 km/h. Hay límites de velocidad pero hoy los GPS lo detectan y se baja la velocidad donde encuentran los radares. El resto hace lo que quiere y como quiere.

Somos testigos que los vehículos van muy rápido y que hay una gran diferencia con el manejo nuestro. Si nosotros íbamos a una velocidad un poco superior del auto que va adelante, para pasarlo hacemos luces. El de adelante se corre y pasamos. Acá no se hace luces, se te pegan “trompa con cola”. Es “o te corrés o te paso por arriba”. Esa es la historia. El problema o el peligro es que tocaste un poquito el freno y el de atrás te lleva puesto. Es mínima la posibilidad que tenés. Por eso cuando ves que un auto viene rápido a la distancia, te tirás a la derecha... porque sabés que se te va a pegar.

Cuando te van a pasar, ponen el guiño todo el tiempo, lo usan pero si tenés un auto adelante no esperan tener un espacio prudencial para pasarte. Te pone el guiño y te pasó, no importa si venís pegado o no. Son automáticos, suponen que el de atrás sabe que vos tenés que doblar, frenar o es problema tuyo.

Por otro lado, lo que vi y me comentaron, es que en el caso de la hija de Tití, un auto lo tocó o lo rozó. Si fue así, es muy probable que haya pasado eso, porque juegan con ponerte “auto contra auto” todo el tiempo.

Hay partes de la ruta donde hay barrancos y de noche es muy peligroso. Hay que tratar de llegar de día siempre, a todo lugar, porque no se ve nada y no sabés que tenés al costado. El camino es riesgoso.

La mayoría de las rutas que vimos son doble vía y con guardarrail en el medio, separando las dos manos. La ruta que agarraron los chicos tiene dos manos, con una separación en el medio con el cual no hace falta tener cuidado con el que viene de frente, y eso es una ventaja. Es raro que te pase un camión porque tenés que venir muy lento. Pero sí pasa que tenés dos camiones adelante, te confiás en pasarlo por izquierda y ese camión quiere pasar al otro. Eso es normal allá y muy peligroso.

¿Qué pasa con la custodia en las rutas? Custodia en la ruta no hemos visto demasiado, quizá en algún lugar hay un patrullero o camioneta de Prefectura. Pero ni puede compararse con nuestro operativo Sol cuando uno va a la Costa Atlántica argentina.

Esto fue una tragedia, quizá una más de la imprudencia humana de manejar rápido y sin tener mucha distancia del que va adelante. Para aquel que no conoce el camino, puede ser demasiado riesgoso y hasta fatal.


*José Manuel Fernández

Periodista, cubre el Mundial para Canal 26