Brasil sufrió ante Colombia, ganó y va por Alemania

El local se impuso 2 a 1 con goles de Thiago Silva y David Luiz para el Scrath, mientras que descontó James Rodríguez de penal para los cafeteros. El equipo de Scolari mostró un buen rendimiento en la primera etapa pero, tras el segundo tanto, se replegó en el campo y sufrió ante los de Pekerman. Ahora, en semifinales ante el conjunto de Low.
Viernes 4 de julio de 2014

El seleccionado brasileño de fútbol tuvo hoy una actuación de mayor a menor y deslucida sobre el final, pero le alcanzó para ganarle en Fortaleza 2-1 a la Colombia de José Pekerman y clasificar a la semifinal del Mundial, instancia en la que enfrentará el martes a Alemania, en Belo Horizonte.

Los defensores Thiago Silva y David Luiz, el rubio de tiro libre, aprovecharon dos acciones originadas con la pelota parada y anotaron los goles del equipo anfitrión, que otra vez sufrió por momentos, aunque se llevó el encuentro por el gran primer tiempo que jugó.

Colombia murió de pie en este Mundial, se animó en la parte final del segundo tiempo, momento en que llegó al descuento por intermedio de un penal de James Rodríguez y con sus avances puso en suspenso la victoria brasileña.

Brasil salió a jugar con una actitud arrolladora que sorprendió a Colombia y rápidamente comenzó a jugar en campo contrario. Las permanentes subidas de Marcelo, por izquierda, y de Maicon, por derecha, fueron una complicación para los Colombianos. Además, la movilidad constante de Neymar y Hulk, la solidaridad de Oscar y el empuje desde el medio de Paulinho y Fernandinho hacían un monólogo brasileño en el comienzo del juego.

A los 4 minutos, el local avisó con un tiro libre de Neymar, quien, a los 6, envió un córner desde la izquierda y Thiago Silva aprovechó el mal accionar de los defensores adversarios para empujar la pelota al gol.

Después, Colombia pudo haber igualado a los 10, con un remate de Juan Cuadrado desde la puerta del área que rozó en Thiago Silva y salió apenas afuera.

Pero, Brasil era potente en ataque y de a poco el arquero David Ospina se convirtió en figura. A los 19, el guardavalla se lo sacó a Hulk, quien otra vez lo perdería a los 27, cuando nuevamente el portero se lució al desviar el disparo.

En el segundo período, Colombia se animó un poco más y Brasil se paró de contraataque. A los 23 minutos, David Luiz aprovechó un tiro libre, tras una falta de James Rodríguez, y con un bombazo en posición frontal desde fuera del área estiró la ventaja y puso el 2-0.

Brasil se replegó y Colombia fue de inmediato en búsqueda del descuento que le permitiera llegar con chances de conseguir el empate.

Se jugaban 32 minutos, cuando el arquero Julio César le cometió penal a Carlos Bacca, y fue James Rodríguez, quien anotó con su remate el 2-1.

A partir de entonces se jugó en campo brasileño, aunque Colombia no tuvo la inteligencia y la profundidad necesaria para lograr la igualdad.

Brasil terminó apretado, con Neymar lesionado, pero sacó adelante un partido difícil y ya está entre los cuatro mejores equipos del Mundial.