Los Tiros, con el baile en la mira

Viernes 4 de julio de 2014
“Quiero bailar y no quedan espacios físicos” (“Todos saben”). La primera línea que se escucha en el debut de Los Tiros suena a reclamo, pero más adelante la contraponen con otra que directamente parece una declaración de principios: “No es de músico bailar”, en el tema “Apenas bailo”. Al menos contradictorio, si se tiene en cuenta que estamos ante once canciones que respiran groove por todos sus poros. Segunda curiosidad: el disco se llama Denso y moderno, a pesar de que en pocos momentos se escucha algo parecido a una distorsión y que está plagado de sintetizadores que remiten a los 80`s.

Acaso por distancia geográfica –son de Quilmes–, Los Tiros no entraron en la escena cool-arregladita del indie local que tiene al sello Geiser como punta de lanza. Si bien son de zona sur, tampoco les queda a mano la reciente camada surgida entre Adrogué y Burzaco. Para la banda (Guido D`Andrea en voz y guitarra, Ignacio Albini en sintetizadores, Gabriel Rocha en guitarra, José Tuzzolino en bajo y Eric Pflugbeil en batería), esto pudo significar una oportunidad de cerrar filas y no mirar mas allá de su entorno cercano. Por ejemplo, inspirarse en sus coterráneos – ¿y ya olvidados?– Los Látigos: un tema como “Futuro” no hubiese desentonado en el repertorio del disuelto grupo.

Según contaron los propios Tiros, el productor de Denso y moderno Lucas Batista los obligó a descartar prácticamente todo su material previo (más orientado al garage) en pos de mejores composiciones. ¿El resultado? Un prolijo álbum de electro pop –bailable, sí– y con puntos destacados como el corte de difusión “Amor criminal” o el elegante riff de teclado de “Invasión”. ¿Y las letras? La mayoría dedicadas a ellas, las chicas. Visto que estos veinteañeros son abiertos a las sugerencias, generan la expectativa de un segundo disco que profundice sus buenas ideas.

* Jésica Niz, periodista y productora de Canal 26
br/> br/>