Argentina pidió a Pollack que reponga el "stay" para seguir con la negociación

El ministro de Economía, Axel Kicillof, estuvo al frente de la delegación. El encuentro duró tres horas y media y se desarrolló en el piso 27 del edificio ubicado en el 245 de Park Avenue, en Nueva York.
Lunes 7 de julio de 2014


El gobierno planteó hoy al mediador en el conflicto con los fondos buitre, Daniel Pollack, la necesidad de "reponer el stay" o medida cautelar para que puedan cobrar sin riesgo de embargo los tenedores de bonos de la deuda reestructurada y ratificó su voluntad negociadora.

Esa solicitud ya había sido rechazada por el juez de Nueva York Thomas Griesa el 26 de junio último, pero la Argentina parece dispuesta a hacer un nuevo intento.

Según un comunicado oficial, el ministro de Economía, Axel Kicillof, "dejó en claro que la sentencia del juez Thomas Griesa, tal cual se interpreta, sería de imposible cumplimiento".

El reclamo argentino plantea que el juez habilite los pagos a los tenedores de bonos, cuyos fondos están siendo retenidos por el Banco de Nueva York, para evitar el default técnico y continuar la negociación.

El ministro reiteró la voluntad de la Argentina de "seguir dialogando para asegurar condiciones justas, equitativas y legales, lo que implica contemplar los intereses del 100% de los bonistas", según el comunicado.

La delegación argentina emprendió de inmediato el retorno al país tras el encuentro que tuvo una duración de casi cuatro horas, del cual Kicillof se retiró sin hacer declaraciones.

El retorno al país de los funcionarios abre ahora una etapa de comunicación de Pollack con los fondos buitres y un informe al juez de la causa, trascendió en fuentes de la delegación.

La Argentina habría planteado también resolver la laguna legal que plantea la cláusula Rights Upon Future Offers (RUFO), según trascendió.

El país, por esa cláusula debe reconocerles a los tenedores de deuda de títulos en default los mismos términos de los canjes de 2005 y 2010, hasta el 31 de diciembre de 2014.

El comunicado del Palacio de Hacienda explica que en el encuentro Kicillof "expuso pormenorizadamente la posición de Argentina en el litigio con los fondos buitres".

También se analizó "el origen de los títulos de deuda en discusión (megacanje), las causas del default de 2001 y las numerosas y efectivas medidas que se tomaron desde 2003 a la fecha para normalizar las relaciones financieras internacionales del país".

La declaración oficial sostiene que la Argentina "dejó en claro" en la reunión que "la sentencia de Griesa, tal cual se interpreta sería de imposible cumplimiento"

El ministro planteó ante Pollack que "reponer el stay sería necesario ya que el caso involucra no sólo a los litigantes, sino que también se podría extender a todos aquellos bonos que no ingresaron a los canjes; y que obstaculizaría el cobro a los tenedores de los canjes 2005 y 2010" según un comunicado difundido en Nueva York.

La delegación argentina ratificó también ante Pollack la "voluntad de Argentina de seguir dialogando para asegurar condiciones justas, equitativas y legales, lo que implica contemplar los intereses del 100% de los bonistas" según el comunicado oficial.

La reunión se llevó adelante desde las 15:15 (hora Argentina) en el piso 27 del edificio ubicado en el 245 de Park Avenue, en la ciudad de Nueva York, donde tiene sus oficinas el estudio de Pollack.

Kicillof encabezó la delegación argentina compuesta por el secretario de Finanzas, Pablo López; el secretario Legal y Administrativo, Federico Thea, y el subprocurador del Tesoro de la Nación, Javier Pargament.

Del encuentro también participaron los abogados que representan al estado argentino ante el juez Griesa, como Carmine Bocuzzi.