Reivindicó justicia por mano propia con términos racistas

"El próximo negro de mierda que se acerque lo cago a balazos. Si usás gorra, corte cubana, capri, zapatillas caras, mantenete lejos del auto Fiat Uno FTD148", dijo en su Facebook tras un de robo a su vehículo.
Lunes 7 de julio de 2014
Un funcionario municipal de la capital cordobesa expresó su furia tras ser víctima del robo del estéreo de su automóvil y reivindicó, con expresiones racistas, la justicia por mano propia, aunque poco después salió a pedir disculpas por el exabrupto.



El hecho involucró al director de Atención de Riesgos de Trabajo, Carlos Emilio Bellotti, quien tras sufrir el episodio de inseguridad publicó en su Facebook: "El próximo negro de mierda que se acerque lo cago a balazos. Si usás gorra, corte cubana, capri, zapatillas caras, mantenete lejos del auto Fiat Uno FTD148".



En declaraciones reproducidas en el sitio web de Cadena 3, Bellotti buscó luego bajar el tono de lo sucedido al asegurar que "la versión de los hechos es lo que le puede pasar a cualquier vecino de Córdoba y uno es funcionario y afecta más".



"Hace dos o tres años en la misma calle donde vivo a mi sobrina le pusieron una pistola en la cabeza. Hace un año me compré un Fiat Uno 2006 y me lo intentaron robar dos veces. Ayer me rompieron un vidrio y me llevaron el estéreo", relató.



El funcionario judicial aseguró que "estaba en Facebook y ahí uno derrocha la calentura del momento, no es una cuestión discriminativa".



"Mi mayor trabajo como abogado es con sectores sociales, los más desposeídos. Lo que escribí dirigido a un sector como a los que participan en la 'Mancha de la gorra' e insultando a medio mundo fue producto de la calentura. Me voy a encargar de pedir disculpas públicamente, como lo estoy haciendo ahora, y en una carta al Inadi", indicó al tiempo que admitió no saber manejar armas y que no estaba dispuesto a matar a nadie.




Asimismo, Bellotti dijo que en la Municipalidad le "pidieron explicaciones del caso" y afirmó que las dio en los términos expresados anteriormente.



Al ser consultado sobre si continuará como funcionario, respondió: "Si por una calentura de un ciudadano depende un cargo, estaríamos en problemas".



"El cargo lo estamos ejerciendo con bastante eficiencia, es un cargo a dedo que se creó hace dos años", dijo.