Río, blindada para cuidar a hinchas y jefes de Estado

El gobierno destinó 26 mil efectivos. Se jugará Alemania – Argentina dentro del campo, pero fuera de él las calles estarán colmadas de hinchas. Además estarán presentes Dilma Rousseff, Ángela Merkel, Vladimir Putín, entre otros presidentes. "Tenemos que controlar todo: la protección de las autoridades, de las delegaciones, de los turistas, las selecciones y de los brasileños", dijo el ministro de Justicia.
Viernes 11 de julio de 2014
El gobierno brasileño ultima hoy detalles para garantizar la seguridad en la final del Mundial de Fútbol en el estadio Maracaná de esta urbe, que contará con la presencia de una decena de mandatarios extranjeros.

Unos 26 mil efectivos, entre policías, militares y personal de bomberos y del tránsito, serán desplegados para asegurar el orden y la tranquilidad durante esta final, afirmó el ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo.

Ese es el número necesario para sostener todo en estos tipos de megaeventos, subrayó al resaltar que sólo faltará en esta final la selección anfitriona, la cual no pasó de las semifinales.

Cardozo aclaró, no obstante, que Brasil estará presente con la calidez de su gente y con el trabajo desempeñado en la organización de la Copa del Mundo, lo cual es reconocido por el mundo entero.

Perdimos en el campo, pero fuera de este ganamos y el mundo celebra y disfruta de este torneo, agregó.

El titular señaló que el ejecutivo federal y la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) evaluaron las situaciones estratégicas necesarias, incluido el resguardo de los jefes de Estado y de Gobierno que asistirán a esta final.

"Tenemos que controlar todo: la protección de las autoridades, de las delegaciones, de los turistas, las selecciones y de los brasileños" y todo esto está incluido en el esquema de seguridad diseñado, aseveró.

El ministro manifestó asimismo desconocer cuántos argentinos estarán en Río de Janeiro el domingo próximo y aclaró que todo visitante será bien recibido y tendrá la protección necesaria.

Según fuentes oficiales, una decena de jefes de Estado y Gobierno asistirán al partido final entre las selecciones de fútbol de Alemania y Argentina de esta Copa del Mundo en Brasil, señalaron hoy fuentes oficiales.

Además de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, quien entregará el trofeo al ganador de este torneo, se espera la presencia de la canciller federal alemana, Ángela Merkel, y los presidentes ruso, Vladimir Putin; chino, Xi Jimping; surafricano, Jacob Zuma, y haitiano, Michel Martelli.

Se prevé también la asistencia de los dignatarios de Finlandia, Sauli Niinistö; de Trinidad y Tobago, Anthony Carmona; de Hungría, János Áder; del Congo, Denis Sassou-Nguesso, y de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció que por problemas de salud no estará en esta final para animar a su selección.