Messi: “Es el partido más importante de nuestras vidas”

Así arengó a todos los argentinos Lionel Messi, la máxima figura de nuestro seleccionado. Hoy , desde las 16 horas, en Río de Janeiro, el equipo de Sabella irá por el tercer título del mundo para Argentina. El rival, Alemania, uno de los más poderosos del mundo. VOTA EN LA ENCUESTA: ¿Cuál es tu cábala preferida?
Sábado 12 de julio de 2014
Lionel Messi afirmó que junto a sus compañeros jugarán "el partido más importante" de sus "vidas" en la final del mundo frente a Alemania, en el Maracaná, y están "preparados" para ser campeones.

"Mañana jugaremos el partido más importante de nuestras vidas con esta camiseta. Mis sueños y mis ilusiones se están viendo cumplidos gracias al trabajo y el sacrificio de todo un plantel que lo ha dado todo desde el primer día y que ha creído que se podía. Y por nuestra gente, los argentinos, que nos han traído hasta acá", escribió Messi en su cuenta de la red social Facebook.

El rosarino, al que sólo le falta ganar un Mundial, sueña con levantar la copa en uno de los escenarios más emblemáticos del fútbol mundial, y aseguró están "preparados" para ganarle a Alemania y ser campeones.

"Por nuestra gente, los argentinos, que nos han traído hasta aquí. Pero el sueño no ha acabado, ímañana queremos ganar y estamos preparados para ello! #VamosArgentina", remarcó Messi.

LA EMOCION EN LA VIGILIA

Un grupo de hinchas argentinos hizo vigilia todo el sábado en la puerta del hotel en el que el seleccionado quedó concentrado a la espera de la final de mañana frente a Alemania.

El plantel albiceleste llegó a las 15.15 al hotel Radisson, ubicado frente al mar en la coqueta Barra da Tijuca, y fue recibido por cientos de hinchas. Algunos de ellos decidieron quedarse en la puerta y allí seguían entrada la noche pese a que no verían a ningún futbolista.

Muchos de los miles de hinchas argentinos que, sin entradas ni alojamiento, instalaron sus autos, camionetas y motorhomes en el sambódromo de esta ciudad verán allí la final frente a Alemania, ya que las autoridades locales decidieron instalar en ese lugar una pantalla gigante.

La gran cantidad de argentinos que llegó en las últimas horas a Río y lo hará durante la primeras de mañana, puso en alerta a las autoridades brasileñas, que decidieron instalar una pantalla gigante para evitar que la mayoría de los hinchas albicelestes que no tienen entradas deambulen por las calles.

"Los argentinos no tienen nada. Ni entradas, ni alojamiento, ni dinero. Vienen a molestar", se quejó una señora que tomaba café en un bar muy coqueto de Copacabana, mientras a pocos metros los hinchas argentinos cortaban la avenida Antártica.

El descargo de esa mujer bien lo podría haber hecho cualquiera de las muchas personas que tomaban café en ese bar y se mostraban molestos con la presencia y el ruido de los argentinos.

Los miles de argentinos que colmaron esta ciudad en los últimos días disfrutan de las playas cariocas y amenizan la espera con algunos picados en la arena. Los muchos grupos de amigos que se pasean por las playas con camisetas argentinas tienen casi siempre una pelota y en cualquier momento, si el espacio lo permite, juegan un pequeño partido, a veces mezclados con algunos brasileños.

Pero las estrellas del fútbol en las playas son quienes juegan al futvoley, que como el nombre indica es como el vóley pero con los pies y una pelota de fútbol. Allí, los jóvenes locales de cuerpos fibrosos se lucen con habilidades que sorprenden a los argentinos.