Maradona anuncia que va a ir a fondo contra Rocío Oliva

Jueves 17 de julio de 2014

Diego Armando Maradona afirmó hoy que tomó la decisión de "ir hasta las últimas consecuencias" en la denuncia penal que generó la detención de su expareja Rocío Oliva.

"Lo único que recibí de ella fueron burlas, y por eso tomé la decisión de ir hasta las últimas consecuencias. A vivo, vivo y medio", disparó el entrenador.

Y agregó: "Estoy muy tranquilo con lo que hice, con lo que hago y con lo que haré".

"Si a mí se me devolvían las cosas, esto no pasaba. Ella sabía muy bien las consecuencias y yo las sabía mejor. Quiero que Rocío me dé mis cosas, las mías, no las que le regalé", dijo en declaraciones al programa "Intrusos".

El exjugador aseguró: "Esperé cinco meses para que me devuelvan las cosas. Fueron cinco meses terribles".

"Ella devolvió el 30 por ciento de las cosas que faltaron. Me desaparecieron los aros de brillantes que siempre usé y me devuelve aros que valen 200 dólares...", detalló.

También mencionó que Oliva le negó "la alianza de compromiso", para luego agregar: "Estamos adelante de alguien que no sé qué está pensando".

"No sé quién la aconseja. Yo hablo y todo es burla", indicó Maradona.

Enfurecido con la actitud que tomó su expareja, Diego aseguró que "esto no termina acá".

"Yo no quiero que vaya preso nadie mientras no se lleve lo que no es de ella. No le pido el auto que le regalé, ni los relojes que le di", dijo.

El extécnico de la Selección nacional volvió a pedir por los dos aros que le faltan, porque son un regalo que le hizo su madre. "Lo único que le quedaba era hacer un reality y lo hizo. Fue a lo de Mirtha Legrand, por el que cobró; fue a al programa AM y también cobró; estaba todo el día en la televisión; fue tapa de la revista Gente y no sé qué mérito hizo para ser tapa de Gente", puntualizó.

Por último, Maradona dejó en claro que la decisión de ir hasta las últimas consecuencias en el plano judicial contra Oliva la tomó sin injerencia de sus abogados ni su entorno: "Quiero aclarar que tomo decisiones desde los 15 años".

En ese sentido, manifestó que le pagaba a sus abogados por el trabajo que hacen, para luego afirmar: "Yo no soy influenciable".