Un juez evita a los golpes que le roben y detiene al ladrón

El juez de Garantías de La Plata César Melazo fue golpeado con un hierro en el rostro por ladrones que le arrebataron un maletín cuando caminaba con sus hijas. Tras perseguir aa los ladrones, detuvo a uno de ellos y recuperó sus pertenencias.
Viernes 18 de julio de 2014

El juez de Garantías de La Plata César Melazo fue golpeado con un hierro en el rostro por ladrones que le arrebataron un maletín cuando caminaba con sus hijas por el barrio porteño de Recoleta, aunque el magistrado persiguió a los ladrones, detuvo a uno de ellos y recuperó sus pertenencias.

En declaraciones a la prensa platense, Melazo contó que a raíz del golpe recibió "entre siete y ocho puntos de sutura en la boca", en tanto sus hijas resultaron ilesas.

El hecho sucedió en Billinghurst y Juncal, por donde el juez platense caminaba con sus hijas.

En esa circunstancia, de forma sorpresiva, Melazo fue golpeado con una hierro en el rostro y, antes de que pudiera reaccionar, los delincuentes le arrebataron el maletín que llevaba en una de sus manos.

Los ladrones subieron a una moto y Melazo decidió correrlos hasta que logró tomar de la campera al que se había sentado como acompañante, en la parte de atrás del vehículo.

El juez tiró a este ladrón al piso y comenzó a golpearlo, recuperó su maletín y en ese momento se acercó otro cómplice que iba en una automóvil, quien auxilió al ladrón y lo ayudó a escapar.

El juez fue asistido por el ataque y debió ser suturado en el rostro, mientras que sus hijas resultaron ilesas.