Mundial peligroso: Alemania propone boicot a Rusia 2018

Fue durante el debate de las posibles sanciones contra ese país por la crisis de Ucrania y las sospechas de vínculos de Moscú con quienes derribaron el avión de Malaysia Airlines que llevaba 298 personas a bordo. Ya se hizo una presentación formal.
Jueves 24 de julio de 2014
Alemania propuso boicotear el Mundial de fútbol que organizará Rusia en 2018 durante el debate de las posibles sanciones contra ese país por la crisis de Ucrania y las sospechas de vínculos de Moscú con quienes derribaron el avión de Malaysia Airlines el jueves con 298 personas a bordo.

La propuesta para impulsar un boicot contra la próxima Copa del Mundo fue presentada por Michael Fuchs, subjefe de la bancada parlamentaria CDU-CSU (Unión Demócrata Cristiana y Unión Social Cristiana), informó en su edición on line el diario "Handelsblatt".

Según el mismo periódico, Fuchs propuso en la tierra de los flamantes tetracampeones mundiales que la FIFA reasigne la sede de la próxima Copa porque "debería reflexionar si Rusia es el país correcto para organizarla si ni siquiera puede garantizar la seguridad del espacio aéreo".

De paso, Fuchs propuso que sea Alemania la que organice el próximo Mundial porque -aseguró- "lo haría sin problemas" y hasta extendió su propuesta a que la sede del certamen ecuménico sea compartida con Francia e Italia, países todos -dijo- con la idoneidad e infraestructura necesarios.

La propuesta recibió el respaldo de Los Verdes, partido de oposición, representaría una sanción más dura que las meramente económicas y debería adoptarse porque "no puede organizarse un Mundial en un país que anexó un territorio de otro sin respetar el derecho internacional", dijo Volker Beck.

Según Marieluise Beck, del mismo partido, el presidente ruso Vladimir Putin "no es un dueño de casa digno" y la asignación del Mundial de fútbol a Rusia ya era cuestionable antes de estallar la crisis ucraniana porque "durante años el Kremlin violó los derechos humanos".

El vicecanciller y ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel (del Partido Socialdemócratas, SPD), la propuesta de Fuchs carece de sentido: "No me parece inteligente llevar el debate de aquí a cuatro años, que es cuando se jugará el próximo Mundial".

"Faltan cuatro años aún y tenemos problemas más urgentes que resolver que este", coincidió el vocero del gobierno, Georg Streiter, quien recordó que cualquiera sea la decisión que se adopte contra Rusia no le corresponde tomarla al gobierno alemán.