Violento asalto a una familia dentro de un country en Cardales

Un médico y su familia fueron tomados cautivos durante dos horas por delincuentes que ingresaron a su vivienda. Se fugaron por el cerco permitral que había roto.
Viernes 8 de agosto de 2014
Un médico y su familia fueron tomados cautivos durante dos horas por delincuentes que ingresaron a su vivienda, ubicada en el interior de un country de la localidad bonaerense de Cardales, y que tras cometer el robo se dieron a la fuga.

El hecho tuvo lugar en la noche del jueves, cuando el médico, su esposa y tres hijos vivieron dos horas de terror al ser sorprendidos por un grupo de delincuentes que los maniató.

Los ladrones golpearon al hombre en reiteradas oportunidades exigiendo la entrega de dinero y valores.

"Estuvieron dos horas dentro de mi casa, reclamaban dinero y yo les ofrecí todo lo que tenía", dijo el médico al contar el hecho en primera persona ante un canal de noticias y evitando develar su identidad.

"A medida que les daba todo lo que tenía, ya sean relojes y alhajas, era pegarme y pegarme", dijo el hombre, quien contó que fueron atados todos los integrantes de la familia y llevados a planta alta, mientras los delincuentes revolvían toda su casa.

También recordó que los delincuentes estaban armados y que se asustó mucho: "no se lo deseo a nadie", dijo el médico, quien vivió la situación como "una tortura" porque lo amenazaban a él y su familia.

"Nos dejaron atados de pies y manos y en algún momento mi nene grande se pudo soltar, pero sabíamos que los delincuentes estaban abajo. Esperamos a que se fueran, y saltamos por uno de los balcones", contó el médico, quien describió como "destruido" su hogar tal cual lo dejaron tras cometer el robo.

"Rompieron todo, trabajaron con una tranquilidad sin ningún tipo de problema", se lamentó, y agregó que aún no se sabe por donde ingresaron y fugaron, ya que el cerco perimetral no había sido violentado.

Por eso estimó que pudieron haber ingresado por la puerta principal aunque aún es algo que se investiga y no se pudo determinar.

Si bien recordó que sí hubo otros hechos anteriores de hurtos en los 14 años que él lleva viviendo en el lugar, nunca le había
ocurrido un hecho similar.