El juez Griesa advierte con una orden de "desacato"

El juez neoyorquino Thomas Griesa volvió a llamar a la Argentina y a los fondos buitre a "continuar con el proceso" de negociación que lleve a un acuerdo entre las partes y advirtió que podría considerar como "desacato" si el país realiza nuevas declaraciones en torno al tema.
Sábado 9 de agosto de 2014
Griesa, quien fue el principal orador en la nueva audiencia pública convocada esta tarde, calificó de "falsas y engañosas" dichas afirmaciones publicadas en los periódicos New York Times, Washington Post y el Wall Street Journal.

Las mismas, dijo, "describen" las obligaciones del país con los tenedores de bonos reestructurados pero "omiten cualquier descripción" de las obligaciones con los bonistas que no ingresaron a los canjes de deuda.

En ese sentido, el magistrado distrital solicitó a la Argentina que "cese y desista" de realizar tales declaraciones y que de continuar en esa tónica, "sería necesario considerar un desacato con la corte".

Al respecto, el abogado representante de Argentina, Jonathan Blackman, dijo que la República "es un Estado. Y la corte sabe eso".

Y que por lo tanto, realiza esa declaraciones "como nuestro presidente lo hace (en referencia a Barack Obama), como el presidente de cualquier país lo hace", afirmó Blackman.

El letrado que representa a la Argentina fue en esta oportunidad el único que hizo uso de la palabra durante la audiencia, que nuevamente fue monopolizada por Griesa.

A modo de respuesta a las palabras de Griesa, el integrante del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton advirtió que la declaración "falsa y engañosa" fue la realizada por el Grupo de Tareas Estadounidenses para Argentina (ATFA, sus siglas en ingles), organización lobbista perteneciente al fondo buitre Elliot, de Paul Singer, sobre su "persona y su firma de abogados".

El aviso que ATFA publicó en su sitio web fue "malicioso y malvado", agregó el abogado.

Griesa dijo lamentar "profundamente cualquier ataque personal" que haya sufrido Blackman y justificó en parte el accionar de los fondos buitre, al señalar que tras no reconocerse sus "derechos legales" durante años "se desarrolla frustración y un comportamiento que es erróneo".

El magistrado mencionó a su vez que "si las partes y sus abogados desean resolver este asunto, debe haber negociación sobre los temas, debe haber un acuerdo y puede haber un acuerdo".

Así, "la corte no quiere ir más lejos que reiterar lo que está en la orden que designó al special master (mediador). El tiene que supervisar (las negociaciones) y las partes cooperar con él", subrayó.

Minutos después de finalizada la audiencia, que se extendió durante una hora, y luego de haber estado presente en la sala 26B de la corte distrital, el mediador Daniel Pollack dijo que siguiendo las directivas de Griesa, es su "intención" llamar a nuevas negociaciones para lograr una solución.

"De conformidad con la dirección de la Corte, he continuado trabajando para encontrar una solución a los temas que dividen a las partes. Como ya he indicado, es mi intención convocar y llevar adelante nuevas negociaciones hasta que se alcance una solución", sostuvo el mediador a través de un comunicado enviado vía email.