Finalmente, la AFA ratificó la 4ª fecha

Martes 26 de agosto de 2014

Fue un martes de locos el que se vivió en las oficinas de la Asociación del Fútbol Argentino. Idas, vueltas, suspensiones, reprogramaciones y nuevas confirmaciones determinaron que, luego de varios enredos, los siete partidos pertenecientes a la 4° fecha del certamen local programados para miércoles y jueves se jueguen pese al paro convocado por la CGT de Hugo Moyano.

En un principio, la medida de protesta que se llevará a cabo el jueves 28 había obligado a la AFA a suspender los tres partidos que se jugarían ese día (Banfield-Tigre, Quilmes-San Lorenzo y Vélez-Lanús), aunque en pocas horas, todo se dio vuelta y luego se volvió a ubicar.

Es que, ante el pedido de algunos clubes (Boca, especialmente), la entidad de Viamonte había tomado la determinación, en primera instancia, de suspender también los partidos del miércoles para "sostener la igualdad en las condiciones de competitividad habida cuenta de los compromisos inmediatos que deberán afrontar los cuatro equipos con otros rivales".

Sin embargo, y cuando ya todo estaba confirmado, una nueva reunión, y sobre todo el descontento de otros dirigentes de peso, como Rodolfo D'Onofrio, presidente de River, hicieron que esa medida dé marcha atrás y así los siete partidos se jugarán como estaba establecido, entre miércoles y jueves.

Éstos son: River-Defensa y Justicia, Estudiantes-Boca Juniors, Rosario Central-Godoy Cruz, Atlético Rafaela-Newell`s (miércoles), Banfield-Tigre, Quilmes-San Lorenzo y Vélez sarsfield-Lanús (jueves).

Por ahora, los encuentros del jueves se jugarán a puertas cerradas porque UTEDYC decidió acoplarse al paro y así no garantizar la seguridad para dichos encuentros. Aunque, claro está, todavía no está dicha la última palabra.