Ola de entraderas en San Isidro: hay tres denuncias por día

Miércoles 27 de agosto de 2014
Los vecinos de San Isidro se encuentran en alerta por la ola de entrederas violentas que azota diferentes zonas del partido.

El último caso, y uno de los más violentos, fue el de maría Graziano, una jubilada de 87 años, quien fue asesinada a golpes por los delincuentes que ingresaron a su hogar.

Según estadísticas de la Procuración de la Corte de Justicia bonaerense, en ese distrito del norte del Gran Buenos Aires el mes pasado se registraron 110 hechos de este tipo. También hubo 74 robos de vehículos, 34 asaltos cometidos por bandas y 132 individuales. Esto arroja un promedio de 11 delitos por día registrados por la Justicia.

Por su parte, la policía asegura que los delincuentes operan con tecnología de punta que dificulta la tarea de prevención. Las bandas que operan en la zona tienen recursos y han logrado escuchar la frecuencia policial, por lo tanto esto complica los allanamientos, además que muchas veces se esconden en barrios en donde es muy difícil el acceso. Además, San Isidro tiene rápidas vías de escape hacia San Martín, las villas La Rana o La Cava, donde, según la policía, se esconden las bandas que operan en el partido de San Isidro.

En las últimas semanas hubo reuniones de 300 y 500 vecinos para hablar del tema con las autoridades municipales.

"Venimos trabajando y aportando todos los recursos desde logística hasta combustible que tenemos para solucionar el tema, pero nosotros no podemos fabricar policías. El responsable único y máximo es el gobierno de la provincia, que no responde ante los pedidos de los vecinos que tienen razón en reclamar", dijo el subsecretario de Tránsito, Seguridad y Cuidado Comunitario, Federico Suñer.

Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se afirmó que en las próximas semanas se firmará con los municipios San Isidro, Tigre y Escobar la puesta en marcha del Comando de Patrullas Comunitario (CPC) que prevé patrullaje las 24 horas con dos efectivos por vehículo. Pero el cambio se realizará a fin de año, cuando se incorporen 10.000 policías a toda la provincia.