Ningún país es para siempre (Parte tres)

Lunes 1 de septiembre de 2014
El próximo 18 de septiembre y el 9 de noviembre se llevarán a cabo consultas para que los ciudadanos del Reino de Escocia y de la Comunidad Autónoma de Cataluña decidan si quieren ser estados independientes o no. La situación hasta ahora viene bastante peleada en ambos territorios.

En Escocia la lucha de los porcentajes como resultado de las encuestas da ventaja al no a la independencia y en Cataluña es ilegal que pueda ser convocada.
Por lo tanto esperaremos a las respectivas fechas para saber qué pasará.

Pero no son los únicos países, tanto en el Reino Unido como el Reino de España, con regiones o territorios con ideas independentistas, que en casi todos los casos vienen de lejos.

Pondré algunos ejemplos tomando a algunos países que tienen regiones que quieren lograr su independencia o que tienen movimientos políticos que la promueven. Otras tienen movimientos que solo propugnan una mayor autonomía sin llegar a la independencia.

En Francia buscan ser estados, Bretaña Occitania, Lorena, Alsacia, País Vasco (Iparralde), Perpiñán (Cataluña norte), Córcega (con posibilidades de unirse a Italia) y Saboya.

En Italia quieren ser estados, Padania, Liguria, Insubria Lombardía, Véneto, Tirol del sur (de seguro para unirse a Austria), Friuli, Sicilia y Cerdeña (que al igual de la Italia del sur fue territorio aragonés primero y español después).

En Portugal: Azores y Madeira.

En Ucrania: Crimea (anexado ya a Rusia), Rutenia subcarpática el Óblast de Donetsk (independiente de facto), y el Óblast de Járkov (también independiente de facto).

En el Reino de España: Galicia, Asturias, Cantabria (estas tres regiones, todas de origen celta y hermanas de Gales, Irlanda, Escocia y Bretaña); el País Vasco (para unirse con el Iparralde, es decir el País Vasco francés y tal vez con Navarra, claro, siempre y cuando los navarros lo quieran), León, Castilla, Andalucía, Aragón, Cataluña (que podría incluir antiguos territorios del antiguo Reino de Aragón, del cual Cataluña era su patio trasero, tales como Valencia, Islas Baleares, tal vez Andorra y una parte de Murcia y finalmente las Islas Canarias.

En el Reino Unido: Irlanda del Norte (para unirse con el estado libre de Irlanda), la Isla de Man (que no es parte del Reino Unido sino propiedad de la Reina Isabel), Escocia, Northumberland, Yorkshire, Mercia (nombre de un antiguo reino), Gales, Wessex (otro nombre de otro antiguo reino), Inglaterra, Isla de Wight y Devon.

En el Reino de Bélgica: Flandes, Valonia y un territorio de habla alemana que se anexionaría a Alemania.

Para no hacerlo más largo mencionaré que hay movimientos en los Países Bajos, Alemania, República Checa, Polonia, Eslovaquia, Austria, Moldavia (aquí también aparecería un problema con los rusos étnicos), Rumania y hasta en Rusia, Serbia, Georgia, Finlandia, Suecia y Dinamarca.

Con respecto a las próximas consultas hasta las instituciones europeas se han posicionado, señalando los futuros problemas que podrían afectar a estos territorios si rompieran con los países de los que forman parte y por lo tanto con la Unión Europea.
Es decir, que les pegaría en la parte más sagrada del cuerpo humano: el bolsillo.

*Manuel Castro es periodista, locutor y conductor en Canal 26.