El rock argentino y latinoamericano lloran a Gustavo Cerati

El músico murió a los 55 años en la mañana del 4 de septiembre en la clínica Alcla, donde permanecía internado. Su madre Lilian Clark lo acompañó desde que llegó al país. Junto a sus amigos Zeta Bossio y Charly Alberti fundaron hace treinta años Soda Stereo, la primera banda que traspasó las fronteras. Como solista también hizo una gran carrera. Sus restos son velados en los salones de la Legislatura porteña.
Jueves 4 de septiembre de 2014

El músico Gustavo Cerati falleció esta mañana a los 55 años de un paro respiratorio en la clínica Alcla de la ciudad de Buenos Aires, luego de haber permanecido en coma por más de cuatro años, desde que sufriera un accidente cerebro vascular isquémico en mayo de 2010 en Caracas, Venezuela.

La noticia se conoció al mediodía de parte del director de la clínica, Gustavo Barbalace, y fue inmediatamente confirmada por sus familiares.

Nombre fundamental del rock nacional y uno de los más influyentes a escala continental, Cerati construyó una carrera que trajo a la música argentina nuevos modos sonoros, generando desde Soda Stereo a comienzos de los 80 y luego en su carrera solista un pop rock de alta exposición, que expresó una nueva estética, más cercana a las formas y las elipsis.

Entre 1982 y 1997 y en compañía del bajista Zeta Bosio y el baterista Charly Alberti, Cerati conformó uno de los tríos más potentes de la historia del rock local, que desde el sonido y la propuesta dio vuelta la escena a comienzos de la democracia.

Separado del trío, desarrolló luego una ascendente carrera solista que tuvo su fin la noche del 15 de mayo de 2010 en la ciudad de Caracas, cuando luego de un show en el que estaba presentando su álbum solista "Fuerza Natural" sufrió una isquemia cerebral, transformada en un ACV, del que nunca se recuperaría.

Desde esa fecha y hasta su deceso hoy, Cerati permaneció en coma, con inexistente contacto con el mundo exterior salvo algunos mínimos gestos, contactado a un respirador artificial y rodeado por el afecto de su madre Lilian Clark, su hermana Laura y sus hijos Benito y Lisa.

A los que se sumaban a veces músicos y amigos, entre los más cercanos Leo García, Leandro Fresco y Richard Coleman.

"Gustavo murió sin ningún tipo de sufrimiento", aseguró en declaraciones periodísticas este mediodía el director de la Clínica Alcla, a cuyas puertas se juntaron decenas de jóvenes, en una última despedida con mensajes en los que se leía su recordado: "Gracias totales" y también colgando fresias y rosas amarillas junto a un mural que dibujaba su figura frente al hospital privado donde estuvo internado desde noviembre de 2010.

"Desde lo humano estos años creí que podía haber un milagro pero desde lo científico sabía que era
algo sumamente improbable", comentó esta tarde el doctor Barbalace, expresando un sentimiento que acompañó a muchos en esta larga despedida de la vida del creador de "La ciudad de la furia".

El fin para Cerati llegó esta mañana pasadas las 9 en un momento en que se encontraba solo, de un paro respiratorio sin signos que develaran previamente el desenlace, ya que en los últimos días su estado no mostraba un decaimiento particular sino que se mantenía estable.

Inmediatamente de conocida la noticia de su deceso, desde distintos lugares del mundo se sumaron voces para recordarlo, tributarle una última despedida y destacar algunos de sus aspectos más salientes.

"Fue una de las personas con más luz que conocí y estoy absolutamente agradecido con la vida por habérmelo cruzado", destacó el baterista Charly Alberti al tomar conocimiento de su deceso.

"Es de las personas que más amo en el mundo y siento que en realidad no se fue, que se queda porque al tener la música para recordarlo va a estar siempre presente", aseguró el baterista de 51 años que compartió con él Soda Stereo.

Mientras que Zeta Bosio, bajista de la banda, hizo pública una declaración en la que señaló: "Lamentablemente es cierto, el León dejó de luchar, qué día triste, gracias por lo que nos diste, genio único, gracias por estar en mi vida, hasta siempre".

"Ya era mucho tiempo, ya estaba muy cansado y se tenía que ir porque seres más inteligentes lo estaban esperando en otro plano del cosmos", sentenció Pity Alvarez, mientras que llegaron también mensajes del exterior de músicos como Paul Williams, Shakira y Juanes.

Por su parte, el saxofonista de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota Sergio Dawi lo definió como "un artista de un talento enorme y gigantesco".

Los restos mortales de Gustavo Cerati serán velados a partir de las 21.30 en la Legislatura porteña (Julio Argentino Roca 595) en una capilla ardiente que estará abierta toda la noche.