Buitres: el pago del vencimiento del 30 de este mes se definirá el jueves

El juez Griesa convocó a una audiencia para el 18 de septiembre con el Citibank y la Argentina para resolver acerca del vencimiento del 30 de septiembre. Ese día, la Argentina debe hacer frente al pago de un vencimiento de bonos Par por casi 200 millones de dólares y la Cámara deberá decidir si el Citibank está autorizado a efectivizarlo.
Miércoles 10 de septiembre de 2014
El juez Thomas Griesa desestimó hoy un pedido del fondo buitre NML Capital para que el
Citibank brinde información sobre activos argentinos y respecto desupuestas presiones del Gobierno para que el banco efectivice un pago de bonos que vencen el 30 de septiembre.

En una audiencia que duró una hora y en la que participaron los abogados de la Argentina, del Citibank y de los fondos buitre, el magistrado desechó la solicitud formulada por el NML de Paul Singer, al igual que el 21 de agosto último, cuando rechazó el pedido para declarar en desacato al país.

Griesa denegó el pedido porque la Cámara de Apelaciones de Nueva York convocó a una audiencia para el 18 de septiembre con el Citibank y la Argentina para resolver acerca del vencimiento del 30 de septiembre.

Ese día, la Argentina debe hacer frente al pago de un vencimiento de bonos Par por casi 200 millones de dólares y la Cámara deberá decidir si el Citibank está autorizado a efectivizarlo.

"El tribunal no actuará en este momento mientras haya una apelación pendiente ante la Corte de Apelaciones", señaló el juez al responder la demanda de NML Capital, presentada por el abogado Kevin Reed.

Dijo que "el tribunal se reserva una decisión acerca de la cuestión de la presentación de evidencia" respecto de las supuestas presiones que tuvo el banco por parte de Argentina para que haga el pago.

Además, por primera vez, Griesa dio a entender que los bonos emitidos bajo legislación argentina no están alcanzados por su sentencia.

Esa decisión fue rechazada por los abogados de los fondos buitre y señalaron que la autorización de pago al Citibank sería la "primera rajadura del dique" del fallo contra la Argentina.

El fondo NML Capital intentó poder conseguir información que demostrara que el gobierno argentino presionó al Citibank Argentina, para poder impedir pagos del próximo vencimiento.

La entidad bancaria había sido autorizada por el juez en Nueva York a pagar "por única vez" bonos argentinos, pero los holdouts apelaron ante la Corte.

En paralelo, el magistrado sigue manteniendo el bloqueo de unos 539 millones de dólares desde el 30 de junio, tras el pago efectuado en tiempo por la Argentina.