Evolución favorable para beba rescatada de una alcantarilla

Se trata de Martina, la niña de un año y nueve meses que sobrevivió alrededor de 80 horas dentro de un desagüe del barrio Alto Alberdi junto al cadáver de su madre asesinada.
Miércoles 24 de septiembre de 2014
Martina, la niña de un año y nueve meses que sobrevivió alrededor de 80 horas dentro de un desagüe del barrio Alto Alberdi junto al cadáver de su madre asesinada, presentaba hoy una evolución "francamente favorable".

Así lo destacó el director del Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba, Néstor Perotti, quien además se mostró confiado de que el próximo fin de semana la niña podría dejar la unidad de terapia intensiva.

"Estamos realmente alegres, porque la evolución ha sido francamente favorable. Ayer (por este martes) se le practicaron cirugías reparadoras, algunas plásticas en algunas heridas que no tenían buen aspecto", señaló Perotti.

En declaraciones a Cadena 3, el director del centro de salud destacó que la beba se está comunicando con su tía Marina, se alimenta y ya ingirió líquidos y sólidos.

"Se le hacen estudios permanentemente por la vigilancia de cuadros infecciosos. Si pensamos en las horas en que sobrevivió, estuvo ingiriendo sustancias contaminadas", añadió.

En este sentido, Perotti destacó "la labor de todos los médicos" de la unidad de terapia intensiva del hospital que asisten a la beba.

"Ella estuvo un tiempo prolongado en la alcantarilla, porque llegó deshidratada y con hipotermina", indicó.

Por su parte, Marina Acosta, la tía de Martina, subió este miércoles a la red social Twitter un conmovedor mensaje junto a una foto de la pequeña.

En la foto se puede ver la manito de la nena que se recupera en el Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba.

"Luchadora como la madre. Pasándole la fuerza que me dan para ella. #JusticiaPorPaola y Martina", dice el tuit publicado en la cuenta de @MaruuAcostaa.

Según los investigadores la niña permaneció casi todo el tiempo que estuvo desaparecida en la boca de tormenta donde fue encontrada junto al cadáver de su madre, Paola Acosta, unas 80 horas después.

La nena que presentaba tres cortes de arma blanca, fue sometida este martes a un procedimiento de "toilette" o higiene quirúrgica para limpiar profundamente sus heridas, incluyendo las dos que presentaba en el tórax.

La niña continúa su evolución en una sala terapia intensiva, se realimenta y se relaciona con su tía Marina Acosta, con una evolución neurológica favorable.
LAA/LDC/ME