No hubo quórum en Magistratura y no nombran sucesores del fallecido Blanco

Se trata de dos de los cuatro juzgados federales que existen en La Plata y uno de los cuales además cuenta con competencia electoral en el territorio de la provincia de Buenos Aires.
Jueves 25 de septiembre de 2014
El Consejo de la Magistratura suspendió hoy la reunión en que tenía previsto tratar la designación de secretarios como jueces federales subrogantes en La Plata, tras el fallecimiento del magistrado Manuel Blanco.

Se trata de dos de los cuatro juzgados federales que existen en la capital provincial, y uno de los cuales además cuenta con competencia electoral en el territorio de la provincia de Buenos Aires.

El levantamiento de la reunión del Consejo fue anunciada por el juez Alejandro Sánchez Freytes, a raíz de la "falta de quórum", poco después del mediodía.

La designación de los letrados es una moción que impulsa el oficialismo dentro del Consejo, que días atrás no pudo avanzar a raíz de la oposición de los demás consejeros: justamente la falta de acuerdo determinó que este jueves no haya quórum.

En la reunión prevista para este mediodía fue incesante el ingreso y egreso de los consejeros, pero finalmente Sánchez Freytes cerró el plazo de espera y levantó la sesión por falta de quórum.

Las vacantes producidas son en los juzgados federales 1 y 3 a raíz de la muerte del juez Blanco, y en donde el oficialismo propone nombrar a los secretarios Laureano Durán y Jorge Di Lorenzo.

Esta semana, la Cámara Federal de La Plata ratificó que no es posible cubrir dos vacantes en dos juzgados federales de esa Ciudad, uno a raíz del fallecimiento reciente del juez Blanco, y avaló que sean subrogados por secretarios especializados.

Incluso, en la Acordada de la Cámara se prestó aval a la designación como juez subrogante del secretario Durán para ocupar el juzgado federal 1 de La Plata el cual resulta estratégico, ya que tiene competencia electoral en el principal distrito electoral del país y quedó vacante tras el fallecimiento de Blanco.

Los camaristas advirtieron que es imposible cubrir las dos vacantes actuales, el juzgado federal 1 y 3, con jueces titulares, pues muchos de los que existen en otras jurisdicciones están sobrecargados de trabajo, y también tuvieron en cuenta la dificultad que implica las distancias, en caso de que tuvieran que trasladarse entre sus respectivos juzgados y La Plata.