Comienza la discusión por la nueva ley petrolera

El Senado comenzará a debatir el proyecto el martes, a partir de las 11, en un plenario de comisiones que se reunirá durante tres días y recibirá a funcionarios nacionales y mandatarios de provincias petroleras.
Lunes 29 de septiembre de 2014
La discusión de la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo se llevará a cabo en las comisiones de Asuntos Constitucionales, que encabeza Marcelo Fuentes (FpV), de Presupuesto y Hacienda, a cargo de Aníbal Fernández (FpV), y de Minería, que preside Guillermo Pereyra (MPN).

Si bien aún no están confirmados los invitados, fuentes del bloque oficialista deslizaron que, en principio, el martes concurrirían funcionarios nacionales, entre quienes podría estar el presidente de YPF, Miguel Galuccio.

En este esquema tentativo se prevé que el miércoles asistan al debate los gobernadores de las provincias que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHi) y que el jueves se sumen los especialistas invitados por los senadores de la oposición.

El proyecto recibió el visto bueno de los gobernadores de las provincias petroleras luego de intensas negociaciones con la Casa Rosada, pero los senadores del Peronismo Federal, el Frente Amplio UNEN y algunos radicales realizaron esta semana audiencias públicas en las que criticaron con dureza la iniciativa.

Las críticas del Peronismo Federal fueron expresadas en gran parte por el salteño Juan Carlos Romero, quien sostuvo que si se aprueba la nueva ley "la Argentina se convertirá en una sola jurisdicción, como un emirato". Según el senador, con esta iniciativa "todos los beneficios" de la explotación hidrocarburífera "quedarán para la Nación, nada para las provincias" debido a que "fija un límite de ingresos" para los Estados provinciales.

"Hay un límite de ingresos para las provincias, con un máximo de 3 por ciento en ingresos brutos, 12 por ciento en regalías, prohibición de reservar áreas y de asociarse con los inversores", precisó Romero. Uno de los más duros fue Fernando "Pino" Solanas, de UNEN, quien convocó a "ponerle palos en la rueda" al proyecto y prometió que si esa coalición llega al Gobierno en 2015 tirarán "abajo la ley que se vote".

Para Solanas, el proyecto "sigue con el modelo de entrega privatizador, profundizando la entrega menemista, beneficiando sin límite a las multinacionales y asegurándoles el saqueo masivo del petróleo nacional". El presidente de ese interbloque, Rubén Giustiniani, consideró que la iniciativa es un "traje a medida para la gestión neoliberal de Miguel Galuccio en la petrolera estatal".

En este sentido, advirtió que "autoriza a exportar hasta el 20 por ciento de la producción sin retenciones y con libre disponibilidad de las reservas y otorga status legal a los beneficios concedidos en virtud del acuerdo YPF-Chevron".

Por su parte, el santacruceño Alfredo Martínez, de la UCR, aceptó que "se necesita una ley de hidrocarburos nueva" pero señaló que "lo que se está discutiendo acá es la renta petrolera" y sostuvo que, en este sentido, "cada día las provincias tienen menos posibilidad de poder desarrollarse y tener autonomía".

"Yo esto no lo puedo acompañar" porque "lo que se elimina es la participación de las provincias", advirtió el senador santacruceño e indicó que "si esta ley sale como está" las provincias van a "pagar un costo que hoy ni imaginamos".