"La mejor arma para combatir la droga es la mesa familiar"

Ricardo Grimson, ex titular del Sedronar, se mostró en FM Latina en contra de la iniciativa para despenalizar el consumo de drogas.
Lunes 29 de septiembre de 2014
¿Cuál es su opinión sobre las declaraciones de Molina?
Es posible que se haya excedido en lo que quería declarar. Yo doy fe que Jorge Bergoglio mantuvo una conducta totalmente clara y siempre dijo que las adicciones debe ser combatidas con una educación preventiva y con asistencia eficiente. Nosotros no tenemos ninguna de las dos cosas, ni tenemos camas para adictos en los hospitales públicos. Los que se drogan están fuera de la ley en todos los países del mundo. Este es un tema para expertos. No hay consumo sin riesgo. Yo no voy a criminalizar a un adicto, tienen que estar en tratamiento. Los que quieren legislar no han visitado los centros de internados. Yo he conocido a Francisco. La Iglesia dice que hay que trabajar en lo social para recuperar al adicto. El adicto surge de una familia destruida.

¿Cómo viene trabajando la vieja ley?
El Estado no tiene centros asistenciales propios, son de ONGs de la sociedad civil a los que les da subsidios paupérrimos. En los Centros el 70 por ciento de los internados se recupera, con una reincidencia del 10 por ciento. Pero es mejor que alguien reincida tres veces antes de que quede internado para siempre. Yo no apoyo la criminalización del usuario.

¿Por qué no se hace tanto hincapié en el alcohol?
No tiene prestigio. Es una enfermedad social de los pobres, que no tiene prestigio en el país. No se puede ser totalizador, no se puede decir que hay que liberalizar todo el consumo. El arma para combatir la drogadicción es la mesa familiar porque es lo que más ayuda con la prevención.