Subas de hasta 30% en ABL y de 50% en patentes para 2015

La Ciudad dispuso topes porque, adujo, con el acelerado ritmo de la inflación actual y los impuestos que aplicó Nación a los autos de alta gama, en algunos casos el ajuste se dispararía hasta un 120%.
Miércoles 1 de octubre de 2014
El Gobierno porteño presentó en la Legislatura de la Ciudad el proyecto de Presupuesto 2015, elaborado en base al supuesto de una inflación del 28 por ciento y un tipo de cambio de 12,50 pesos por dólar, de acuerdo con lo informado por el Ministerio de Hacienda.

Del análisis del texto surgen los incrementos que sufrirán dos impuestos clave para el bolsillo de los trabajadores. La boleta del ABL (Barrido, Alumbrado y Limpieza) llegará con alzas de hasta el 30 por ciento, mientras que las patentes treparán, en algunos casos, hasta el 50 por ciento.

La novedad presentada en el cálculo de gastos y recursos fiscales que elaboró el Ejecutivo capitalino son esos topes en el aumento, algo hasta ahora nunca aplicado. Y es que, según el Gobierno porteño, se decidió instrumentar ese esquema para que los contribuyentes sufran un menor impacto en el valor de los tributos.

Ocurre que, en el caso de las patentes, la Ciudad cobra el 3,2% del valor del vehículo en el mercado, monto que luego se divide por las cuotas mensuales. Entonces, a medida que el auto sube de precio, como pasó especialmente este año, más pagan de Patentes sus dueños.

"Incluimos la cláusula porque el valor de los automotores ha aumentado en promedio el 80%. Es por eso que se ha fijado como tope, para los autos de lujo, un incremento del 50 por ciento", detalló el ministro Grindetti.

Si se tiene en cuenta el crecimiento de la inflación y el impuesto que Nación le puso a los vehículos de alta gama, en esos rodados, el monto anual por patente escalaría hasta un 120%, según explicaron en el Ministerio de Hacienda porteño.

Y un esquema similar ya se venía usando para el ABL en los últimos dos años. En 2015, ninguna propiedad pagará más del 30% de lo que le correspondió este año. Si no se hubiera dispuesto este tope, los inmuebles deberían pagar entre un 50% y un 100% de incremento, según su valuación fiscal, de acuerdo a lo ejemplificado por el Ministerio de Economía porteño.

Hace tres años comenzó la actualización en los valores fiscales y las adecuaciones de la tasa de inmuebles en la ciudad. Según el detalle, el 24% de las 180.000 partidas (las de mayor valor fiscal) aumentarán el 30%; mientras que el 19%, subirá entre 23% y 29%, y el 41% de las partidas se incrementará menos del 23 por ciento. El 16% no sufrirá cambios.

Cabe recordar que 150.000 partidas están eximidas de pago; en este renglón entran los casos de jubilados y discapacitados, y de algunas ONG.