Va a juicio oral el acusado de asesinar a Araceli Ramos

Se trata del ex prefecto Walter Vinader. Está imputado por crimen de la joven de 19 años y por la desaparición de la anciana Aída Amoroso.
Sábado 4 de octubre de 2014
Fuentes judiciales informaron que el fiscal de San Martín Enrique Velazco Cerviño ya formuló el requerimiento de elevación a juicio, pero tras una apelación de la defensa, se espera que el expediente vuelva al Juzgado de Garantías para que se sortee el tribunal oral que tendrá a cargo el debate.

El fiscal pidió que Vinader (38) sea juzgado por los dos hechos por los que en noviembre del año pasado el juez de Garantías 3 de San Martín, Mariano Grammatico Mazzari, le dictó la prisión preventiva.

Vinader está imputado por la "privación ilegal de la libertad seguida de muerte en concurso real con homicidio criminis causa", en el caso de Araceli (19), y por "privación ilegal de la libertad agravada por tratarse de una persona mayor", en el de Amoroso.

Con estas imputaciones, de ser considerado culpable en un juicio oral, el ex miembro de la Prefectura podría ser condenado a prisión perpetua.

Para la fiscalía, el crimen de Araceli fue un plan perpetrado por Vinader para vengarse de su ex mujer y de los policías que lo detuvieron en la localidad bonaerense de Suipacha, al norte de la provincia, en una causa por extorsión por la que fue condenado y estuvo preso hasta que obtuvo la libertad en 2011.

Según la acusación, el 30 de septiembre del año pasado, la joven salió de su casa de la localidad de Loma Hermosa rumbo a una vivienda de la calle Puán 3754 de Caseros, ambos domicilios en el partido de Tres de Febrero, donde la esperaba Vinader con la excusa de una falsa entrevista laboral.

En esa casa, Araceli fue obligada a grabar un video donde -visiblemente presionada-, involucra a la ex mujer de Vinader y a dos policías en el crimen de Verónica Celeste Fernández (32), una prostituta hallada asesinada en noviembre de 2012 en el partido de Vicente López.

En el video, la joven también dice que si algo le pasa a ella, había que responsabilizar a esa mujer y a los policías.

El cadáver de Araceli fue encontrado doce días después, el 11 de octubre, en un descampado ubicado en el cruce de las avenidas Crovara y General Paz, en Villa Madero, partido de La Matanza, y la autopsia determinó que había sido estrangulada.

La investigación en torno a la casa de la calle Puán, donde había ido Araceli, le hizo descubrir a los investigadores que la dueña de esa propiedad, la anciana Amoroso (81), estaba desaparecida desde mediados de septiembre de ese mismo año y que a esa propiedad solía ir Vinader, quien así se transformó en el principal sospechoso.

El ex integrante de Prefectura hacía algunos años había sido compañero de prisión del hijo de la anciana, Emilio Rezzónico q,uien a su vez había fallecido de una enfermedad terminal y luego fue cremado.

Los pesquisas creen que tras la muerte de Rezzónico, Vinader se deshizo de la anciana y quiso quedarse con su casa.

Si bien en su momento se hicieron varios rastrillajes, el cadáver de Amoroso nunca fue hallado, y por ese motivo en el caso de la anciana, a Vinader sólo se le imputa el delito de privación ilegal de la libertad, pero no el de homicidio.