La patente única del Mercosur será obligatoria en 2016

Tendrá siete caracteres, entre letras y números, identificación con nombre y bandera de cada país. Posibilita 450 millones de combinaciones en un parque automotor conformado por 110 millones de vehículos.
Martes 7 de octubre de 2014
El Gobierno presentará mañana una patente única del Mercosur, que tendrá siete caracteres, entre letras y números, identificación con nombre y bandera de cada país, y será obligatoria a partir de 2016.

El acto se desarrollará desde las 12:00 en el Salón Libertador del Palacio San Martín, en Arenales 761, frente a la Plaza San Martín, en el barrio de Retiro.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, el canciller Héctor Timerman y el secretario de Justicia, Julián Álvarez, participarán del acto junto a funcionarios de los distintos países que integran el bloque.

Se explicarán los detalles que conformarán los nuevos dominios automotores, que tendrán siete caracteres compuestos por letras y números, identificación con nombre y bandera de cada país, tamaño único, emblema oficial del bloque regional y medidas de seguridad comunes.

Durante la reunión del Grupo de Mercado Común realizada este martes, los cancilleres de los Estados Parte firmaron la resolución que aprueba el diseño de la nueva Patente Mercosur, que posibilita 450 millones de combinaciones en un parque automotor conformado por unos 110 millones de vehículos.

Las cinco naciones también decidieron crear un Sistema de Interconsulta regional, con el fin de facilitar el intercambio de información sobre datos del propietario, identificación de patente, marca, modelo y tipo de vehículo, número de chasis, año de fabricación y datos del dueño, e informe de robo o hurto.

En la Argentina, las patentes con las que circulan todos los vehículos, con dominios de tres letras y tres números, entraron en vigencia a partir del 1° de enero de 1995.

La modificación se había dispuesto en 1993, con el fin de mejorar y garantizar la seguridad jurídica del automotor.

Anteriormente, los vehículos circulaban con patentes que permitían identificarlos por provincia con una letra seguida de una numeración de seis dígitos y que en algunos casos se tuvo que ampliar a siete números.