Recapturaron a uno de los presos fugados en Luján

Se trata de José Daniel Márquez (27), quien estaba detenido en esa dependencia policial por el delito de "robo agravado por el uso de armas" y fue recapturado por personal de la Superintendencia de Investigaciones de la policía bonaerense.
Miércoles 15 de octubre de 2014

Uno de los seis presos que se encontraban prófugos tras haber escapado el domingo pasado de la comisaría primera de la localidad bonaerense de Luján fue recapturado en las últimas horas en el vecino distrito de General Rodríguez.

Se trata de José Daniel Márquez, quien se encontraba detenido como procesado por el deito de "robo agravado" y tiene 27 años, de acuerdo con lo informado por fuentes policiales.

Tras la captura de Márquez, son cinco los presos que se mantenían prófugos: Rubén Horacio Rodríguez, 62 años; Gonzalo César Contreras, de 24; Alfredo Oscar Cardozo, de 29, Lautaro Nicolás "El Chilenito" Amalfi y Alan Nicolás Costa, de 21.

Otros cinco presos habían sido recapturados poco después de la masiva fuga ocurrida en la seccional.

La fuga ocurrió durante las últimas horas del domingo pasado y, de acuerdo a lo indicado, los reclusos habrían escapado de la comisaría saltando por los techos, luego de limar un enrejado metálico.

Los vecinos relataron que se escucharon disparos y "muchos gritos", al tiempo que un habitante del lugar señaló que "entre cuatro y cinco" presos ingresaron a la casa de un vecino, para luego darse a la fuga.

Al conocerse la noticia de la fuga, el subsecretario de Seguridad, Héctor Navarro, informó en diálogo con la prensa que "la cárcel estaba sobrepoblada" y con una población, que en varios casos estaba procesada por importantes delitos.

Según pudieron establecer los investigadores, los calabozos de la comisaría tienen capacidad para 20 presos, pero en el momento de la fuga había un total de 28.

Los presos que se escaparon habrían limado una doble reja ubicada en el techo del patio interno del sector de celdas.

Los investigadores del hecho creen mientras los internos concretaban ese trabajo, los presos subieron el volumen de las radios y del televisor que había en la comisaría.