Con Arsat-1, el país logra una posición orbital pretendida por el Reino Unido

Jueves 16 de octubre de 2014
Con la puesta en el espacio del ARSAT 1, la Argentina mantuvo una posición orbital a la que aspiraba el Reino Unido y evitará el alquiler de satélites con un costo de 25 millones de dólares anuales.

La posición orbital que ahora tendrá el ARSAT 1 enfoca a todo el país, incluso las Islas Malvinas, además de cubrir Chile, Paraguay y Uruguay.

Gran Bretaña figura primero en la lista de espera de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para lograr la posición orbital que mantuvo la Argentina.

Indudablemente, las aspiraciones inglesas apuntarían a tener en foco a las Islas Malvinas desde el espacio, para un mayor control de la zona.