El juicio por el crimen de Ángeles será en 2015

Habrá una audiencia preliminar en la que se tratará la prueba con las que será juzgado el único imputado, el portero del edificio en el que vivía la adolescente de 16 años, Jorge Néstor Mangeri.
Domingo 19 de octubre de 2014
El juicio por el crimen de Ángeles Rawson, la adolescente de 16 años que en 2013 fue asesinada en el barrio de Palermo y arrojada a la basura, se hará a principios de 2015 y mañana habrá una audiencia preliminar en la que se tratará la prueba con las que será juzgado el único imputado, el portero Jorge Néstor Mangeri.

Fuentes judiciales informaron a Télam que si bien cuando fue designado, en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 de esta Capital Federal habían estimado que el debate podía comenzar durante este mes, el proceso se pospuso para el año próximo.

"Va a ser un juicio extenso, con mucha prueba y muchos testigos, que durará unos meses. Los jueces no querían correr el riesgo de que las audiencias se tengan que suspender durante la feria judicial de verano y por eso se hará a principio de 2015, quizás en febrero", dijo a Télam una fuente judicial de la causa.

En tanto, mañana a las 9.30, en la sede del TOC 9, en el sexto piso del Palacio de Tribunales, se realizará una audiencia preliminar en la que por primera vez estarán cara a cara todas las partes que el año que viene debatirán la inocencia o culpabilidad de Mangeri (46).

Según las fuentes, es probable que en esta audiencia el tribunal, integrado por los jueces Luis García, Fernando Ramón Ramírez y Ana Dieta de Herrero, informe formalmente la fecha de inicio del debate.

En representación del Ministerio Público estarán los fiscales Julio César Castro y Fernando Fiszer, ya que la fiscal que instruyó la causa y logró la detención de Mangeri, Paula Asaro, decidió el año pasado no ser parte del juicio.

Por la querella y como representante de la familia Rawson estará el abogado Pablo Lanusse y por la defensa, Adrián Tenca, quien ya adelantó a Télam que su cliente Mangeri "no estará en la audiencia".

Si bien ya hicieron sus presentaciones por escrito, en esta audiencia ante los jueces, cada una de las partes expondrá cuáles son las pruebas, peritajes y testigos que necesitan y qué medidas de la instrucción penal suplementaria debe realizar el tribunal antes del inicio del juicio.

Una fuente judicial señaló que "se espera que el defensor Tenca desista de algo de la voluminosa prueba que ha solicitado" ya que, por ejemplo, pidió que declaren más de 250 testigos.

Luego de esta audiencia, el TOC 9 se tomará un tiempo para evaluar los planteos de las partes y definir finalmente cuál será la prueba que se va a incorporar al juicio oral.

Mangeri ya lleva 16 meses detenido en el marco de la causa y pasa sus días haciendo tareas de limpieza y estudiando el secundario en el pabellón de disciplina "H-1" del Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

La fiscalía acusará a Mangeri por "abuso sexual seguido de muerte" y la querella encabezada por el abogado Lanusse por "tentativa de abuso sexual, homicidio criminis causa y femicidio", tal como caratuló el juez de instrucción de la causa, Javier Ríos, antes de elevar la causa a juicio oral.

Cualquiera de las dos carátulas prevén para Mangeri una pena de prisión perpetua en caso de condena.

Ángeles "Mumi" Rawson (16) desapareció el 10 de junio de 2013 cuando regresaba a su casa de Palermo y al día siguiente su cadáver fue hallado en la planta de la CEAMSE de la localidad bonaerense de José León Suárez.

En principio se pensó que podía haber sido asesinada y arrojada a la basura cerca del predio de la CEAMSE de Colegiales donde tenía clases de gimnasia, pero todo cambió cuando se encontró el video de las cámaras que a las 9.50 la grabaron llegando a su edificio de Ravignani 2360.

Las sospechas se trasladaron al círculo íntimo de la víctima, hasta que Mangeri se autoincriminó cuando declaraba como testigo y luego los estudios de ADN determinaron que había perfil genético del portero debajo de tres uñas de la mano derecha de Ángeles, lo que sugiere que ella alcanzó a rasguñarlo para defenderse.

Una junta médica determinó que Ángeles murió sofocada y estrangulada por su asesino en una maniobra que no duró más de cinco minutos, antes de que su cuerpo ingresara a la compactadora de basura y que tenía lesiones paragenitales compatibles con un intento de violación.