Otra vez la violencia en el fútbol: dos muertos en Rosario tras el clásico

Los hechos, independiente uno del otro, se produjeron en dos barrios distantes y las muertes se produjeron a causa de un disparo de arma de fuego y una puñalada, respectivamente. El presidente de Rosario Central, Raúl Broglia, instó a desdramatizar el clásico rosarino y se comprometió a trabajar con sus pares de Newell's para calmar la violencia.
Lunes 20 de octubre de 2014
Dos hinchas de Rosario Central que se encontraban festejando el triunfo "canalla" fueron asesinados una vez finalizado el clásico del fútbol de esta ciudad, disputado este domingo por la duodécima fecha del Torneo Transición.

Los hechos, independiente uno del otro, se produjeron en dos barrios distantes y las muertes se produjeron a causa de un disparo de arma de fuego y una puñalada, respectivamente.

Un crimen ocurrió en la noroeste y el restante, en el otro extremo de la ciudad, al sudoeste.

Incluso ya están identificadas las víctimas, como Martín Acosta, de 39 años y Lautaro Bova, de 22.

En el primer caso, un vecino salió a la calle y le efectuó varios disparos, enojado con su ruidoso festejo; el baleado murió cuando lo trasladaban al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), aproximadamente a las 21.

La subcomisaría 22a. trabajaba en la investigación y el agresor estaba prófugo.

Al mismo hospital ingresó el apuñalado Bova, quien murió tras haber entrado por guardia, con una cuchillada a la altura del esternón.

En este caso, el diario local "La Capital", informó que agentes de la seccional 18ª y de la Gendarmería arrestaron al agresor —José Luis C., de 35 años— y le secuestraron el arma utilizada en el crimen.

Además de estos hechos -todos los que trascendieron en la mañana de este lunes-, se produjeron incidentes de consecuencias menos graves que los anteriores, con seis personas que presentaban
heridas leves.

El presidente de Rosario Central, Raúl Broglia, instó a desdramatizar el clásico rosarino y se comprometió a trabajar con sus pares de Newell's.

"Me comprometo a hacer un trabajo muy profundo con los dirigentes de Newell's. Podemos charlar, tomar un café, a un nivel que no es tan grave. Me comprometo a averiguar como fueron estas dos muertes, ojalá no hubieran ocurrido. La vida es lo más importante", destacó el flamante mandamás canalla.

El dirigente que asumió su cargo hace apenas diez días, sostuvo que en los clásicos se vive "una pasión difícil de explicar" y que hay personas que "se pasan de revoluciones".

"Es mi obligación desdramatizar los clásicos, hacer que la gente sienta que no es la muerte. Hay que hacer mas clásicos, porque con tan sólo dos al año parecen dramáticos", subrayó.

Por otro lado, Broglia intentó aclarar que la violencia no es exclusiva del fútbol, sino que "todos los días hay episodios violentos" relacionados a aspectos económicos o educativos.

"Soy un tipo que camina mucho. Me di cuenta que se ha creado una imagen de ciudad violenta. No es que venís por la calle y te matan. Hay inseguridad, pero te roban en cualquier lugar del mundo", explicó el dirigente.