“Confiamos en los humanos porque se han desarmado las instituciones”

Jorge Giacobbe, analista político, habló con Eduardo Serenellini en “El Locutorio” de radio Latina.
Miércoles 22 de octubre de 2014

Ahí hay encuestas. Contame un poquito, dame un panorama. Con quien hablo, cuando te sentás a comer, amigo, dice mirá de los tres y a mí me gusta este, por esto, la gente, vos sabés que, vos lo debés saber mejor que nadie, está prestando mucha atención en los candidatos. ¿Eh?

Bueno, hace ya mucho tiempo. Es un proceso social en el que los argentinos empezamos a confirar en los seres humanos porque han desarmado todas las instituciones que configuraban toda nuestra forma de conocimiento y condicionaban nuestro proceso de toma de decisiones.

Pero vos hablabas hace un tiempo atrás y bueh, no sé, qué se yo, vemos, viste... Y ahora es como que tenemos tantos problemas que queremos soluciones y no hay mejor solución que votar bien.

Exactamente. La sociedad argentina desde que decidió que no quiere más kirchnerismo, es como que se nos rompió la heladera y nos dice el técnico que durará un año más. Ahí vos salís con tu mujer a ver comercios. No lo decidís de primera mano pero vas viendo. La sociedad argentina, como todo grupo, decidió lo que ya no quiere. Es más difícil definir lo que sí se quiere. Hay grupos. Un cuarto no quiere al kirchnerismo. Un 10% es el FAP con la opción más honesta pero no quiere elegir presidente. Después está el 60% que no quiere kirchnerismo pero sí quiere decidir el próximo presidente. Hace unos meses esa población miraba con más cariño a Sergio Massa y hoy lo mira con más cariño a Mauricio Macri. Esto se da en la Ciudad de Buenos Aires pero más en el inteior.

¿A qué se atribuye? ¿Por qué?

Una de las razones más importantes es la de la campaña de polarización del kirchnerismo. El kirchnerismo no puede poner un presidente pero sí de poner un plan para presentarle a la opinión pública de que la discusión por el nuevo presidente es de derechas o izquierdas.