"Por una negligencia médica, mi hijo puede morir"

Berta Banegas, madre del niño que aspiró purpurina, habló con Ari Paluch acerca del estado de salud del pequeño.
Viernes 24 de octubre de 2014
¿Cómo evoluciona su hijo?

Aún no tengo información de los médicos. Hoy fui a verlo pero lo veo igual.

¿Qué significa que sigue igual?

Él está dormido, entubado y sedado. El próximo parte médico me lo darán al mediodía.

¿Cómo fue que este chiquito tuvo este episodio?

Estaba jugando con un silbato y en mi casa, a veces, hay restos de purpurina. Y tiró purpurina en el agujero del silbato. La usaba en el jardín y cuando lo vi toser, ahogado, me di cuenta lo que había pasado. Le pregunto, ¿qué has comido Mauro? Y me responde nada. Él me negaba todo y en ese momento vi que estaba jugando con la purpurina. En ese momento me trasladé al Hospital de Niños. Llegó a la guardia llorando y decía que le ardía el pecho. Lo revisan, le ponen oxígeno y allí Mauro estaba bien. Como se puso a jugar normalmente, le pregunté a la enfermera si lo iba a revisar algún médico. Después de esperar 40 minutos, vuelvo a preguntar y el médico me dice: Llevalo, el nene ya está bien. Dale mucho líquido, sobre todo leche porque le va a picar mucho porque es irritante. Yo hice eso porque no sabía el daño que le estaba produciendo a mi hijo.

¿Eso le hizo peor a su hijo?

Exactamente. Después de unas horas lo volví a llevar al Hospital porque no daba más. Por una negligencia médica mi hijo puede morir. Si en el primer momento, a mi hijo lo hubieran atendido como correspondía, no hubiera llegado a esto.

¿Los médicos recomiendan trasladarlo?

La médica me dijo que no puede ser trasladado, que hicieron todo lo que pudieron y solo resta esperar. Está en manos de Dios y hay que esperar cómo evoluciona su organismo.