Real Madrid dio vuelta el clásico y derrotó al Barcelona

Neymar abrió el marcador a los 3 minutos. A los 35, Cristiano Ronaldo igualó desde los doce pasos. Pepe y Benzema aseguraron el partido en el segundo tiempo para el 3 a 1 final. Messi no pudo llegar a los 252 goles para igualar a Telmo Zarra como máximo artillero de la Liga española.
Sábado 25 de octubre de 2014
El rosarino Lionel Messi no pudo hoy alcanzar el récord de máximo artillero en la historia de la Liga española, en un clásico que tuvo como dueño absoluto al Real Madrid, que ganó merecidamente 3-1 en el Estadio Santiago Bernabéu.

Messi jugó un partido irregular, fue amonestado, y pese a contar con dos chances claras en la primera etapa para llegar a los soñados 251 gritos, cifra que continúa en poder del español Telmo Zarra, estuvo lejos de su mejor versión.

El rosarino tratará de alcanzar el récord la semana próxima, en la décima fecha, contra el Celta de Vigo, en el Camp Nou.

El brasileño Neymar había puesto en ventaja al Barcelona, pero luego, los portugueses Cristiano Ronaldo y Pepe, y el francés Karim Benzema, dieron vuelta el marcador para el Real Madrid, que quedó a un punto de distancia en el certamen de los catalanes.

Fue titular además en Barcelona el santafesino Javier Mascherano.

En el primer tiempo, Barcelona pegó primero y rápido, a os tres minutos. Neymar controló de gran manera una pelota, enganchó ante la marca de Arbeloa, remató y ubicó el esférico al lado del poste izquierdo de Iker Casillas.

Después, Real Madrid intentó, pero el visitante siguió más picante, a pesar del cabezazo en el travesaño del francés Karim Benzema, a los 10.

Messi apareció cuando se jugaban 22 y en dos jugadas pudo aumentar, aunque Casillas, en gran reacción, le ahogó los gritos.

En la parte final de la etapa, creció Real Madrid con las subidas por izquierda del brasileño Marcelo y las apariciones por derecha del colombiano James Rodríguez.

Así, a los 33, Marcelo llegó al fondo, tiró el centro atrás y Gerard Piqué tocó la pelota con la mano, lo que significó el claro penal. Se hizo cargo el portugués Ronaldo, quien empató con un preciso remate sobre la izquierda del chileno Claudio Bravo, quebrándole la imbatibilidad al portero de 755 minutos.

En el inicio del complemento, Messi falló un tiro libre, y a los 5 minutos, el portugués Pepe conectó sin marca un tiro de esquina impulsado desde la derecha y mandó la pelota al fondo de la red, para establecer el 2-1.

Real Madrid fue más directo en cada ataque y aprovechó las desatenciones del conjunto catalán.
En una contra letal, el "Merengue" aumentó. Andrés Iniesta jugó mal una pelota en el medio y la tomó Isco, quien tocó para Ronaldo y este para Rodríguez. Luego, la circulación del esférico deparó en Benzema, jugador que definió cruzado ante Bravo para poner el 3-1.

Luego, el Real Madrid manejó la pelota y desperdició oportunidades ante un flojo Barcelona que en la segunda parte dejó una imagen para el olvido.