¿Qué pasó con Lucas Díaz durante su desaparición?

Su familia lo buscó intensamente hasta que, luego de develar que la provincia de Buenos Aires no tenía registrada su búsqueda, apareció con vida en La Plata. La policía ofrece una versión y los abogados del joven, otra. ¿Qué pasó con él?
Sábado 8 de noviembre de 2014
El viernes 10 de octubre Lucas Díaz se dirigía a Bernal para compartir un asado entre amigos. Se había tomado el tren y al poco tiempo, dos personas lo asaltaron a punta de pistola, llevándose la plata que tenía y también su celular. Se bajaron en Bernal y por miedo o shock, Lucas no quiso bajarse del tren y continuó rumbo a La Plata.

A partir de ahí, todo se vuelve más confuso para él, tanto que todavía no pudo relatar exactamente qué hizo durante tanto tiempo.

Según publica el portal Infojusnoticias, Lucas se convirtió durante casi un mes en una persona en situación de calle: durmió en la Catedral, otros días en la terminal de micros, otros en la calle. Comió lo que pudo y donde pudo.

No sabe cuántas noches pasaron, incluso creyó que sólo había vivido 10 días en la calle. "Esa desorientación de vivir en situación de calle, esa enorme desconexión temporal, es lo que le suele ocurrir a la gente que no está habituada a eso y Lucas no lo estaba. "Eso es lo que nos explicó la psicóloga que lo está viendo", relató el abogado de la familia, Lisandro Yofré.

Mientras tanto, sus hermanos lo buscaban desesperadamente. Tuvo algunos llamados extorsivos que pedían dinero, pero pudieron comprobar inmediatamente que eran falsos porque le nombraban a la mamá, quien está fallecida desde hace diez años.

El miércoles pasado, una chica de 22 años, la misma edad que él, lo reconoció por la calle.

Inmediatamente llamó a la policía bonaerense, al Ministerio de Seguridad y a Nadia, la hermana de Lucas. A todos les dijo lo mismo: "Lo ví caminando desorientado pero tranquilo".

Un policía lo paró, constató que se trataba de Lucas Fernando Díaz pero sus datos no estaban registrados como buscado así que le dijeron que no había ningún pedido de paradero y lo dejaron ir.

"Le dijo que su familia lo estaba buscando. Lucas le preguntó cómo podía hacer para volver a su casa y el policía le dijo que fuera a la terminal y le indicó cómo llegar", relató el abogado Yofré.

Según publica el portal, Lucas llegó a terminal de ómnibus y le preguntó a un guardia cómo podía hacer para trabajar ahí y le dijeron que llevara un curriculum vitae. Mientras que sus hermanos llamaban por teléfono a los organismos de seguridad estatales para reactivar la búsqueda que finalmente se concretó el jueves al mediodía, cuando lo encontraron repartiendo volantes de una pízzería. Según el abogado de la familia, Lucas estaba intentando juntar dinero para poder tomarse el micro y volver a su casa.

Finalmente la policía lo encontró y lo llevó con sus familiares. Ya está siendo asistido por su familia y psicólogos. Según se conoció, en las primeras diez horas que pasó en una casa, Lucas se bañó seis veces.