"Hoy tenemos otro corralito que se llama cepo"

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, reiteró que las restricciones a la compra de divisas se podrían "levantar" en 100 días. También responsabilizó al gobierno nacional por el avance de la inflación, que atribuyó al "descontrol en el funcionamiento del Estado".
Domingo 9 de noviembre de 2014
El líder del Frente Renovador, Sergio Massa , comparó el cepo cambiario con "el corralito financiero" y reiteró que las restricciones a la compra de divisas se podrían "levantar" en 100 días.

"Si hay algo que la sociedad nos valora es el haber armado un equipo de economistas de primer nivel. Nadie duda de la solvencia y capacidad de Roberto Lavagna ; de la integridad y capacidad de Miguel Peirano, o de Martín Redrado , más allá de su vida privada. o de Ricardo Delgado, Marco Lavagna o Aldo Pignanelli, quien llevó adelante la construcción y la salida del cepo cuando la Argentina no tenía reservas", aseguró el ex intendente de Tigre.

Y agregó: "La Argentina ya tuvo un cepo que se llamó «corralito». Hoy tenemos otro corralito que se llama «cepo», que nos saca del mercado único libre de cambio y que impide al país poder tener productos exportables en mayor capacidad. También le impide a muchos pequeños y medianos empresarios tener insumos para su producción o tener que pagarlos más caros en el mercado paralelo del dólar".

El diputado también responsabilizó al gobierno nacional por el avance de la inflación, que atribuyó al "descontrol en el funcionamiento del Estado".

Además, aseguró que "la caída de la inflación en la Argentina no se construye sólo con discursos sino que hay que construir un paquete de metas en políticas de inversión, salarial y fiscal". Y destacó la necesidad de acompañar esas medidas con "un programa monetario", para poder "salir al mercado libre único de cambios, pero además hacer caer la inflación en la Argentina".

Massa responsabilizó al gobierno por el avance de la inflación, que atribuyó al "descontrol en el funcionamiento del Estado: 4 por ciento de déficit fiscal, producto, además, de un fracaso en la política energética que hizo que hoy tengamos que importar cada vez más energía para funcionar, lo que terminó impactando en las balanzas fiscal y comercial".

En este sentido, rechazó la postura del gobierno que sostiene que el aumento de la importación se debe al crecimiento del país al indicar: "Este año no crecimos e importamos. El problema más serio que tenemos es que dejamos de producir porque se privilegió la importación".

"No puede ser que al que produce gas en la Argentina se le pague un precio menor que al que importamos", se quejó.

También reconoció como otra de las "causas" de la inflación a la "falta de inversión que produce falta de elasticidad en la oferta. Y la falta de inversión es producto de que tenemos una economía en la que la sociedad desconfía".