Obispos piden "reconciliación" y alertan por el narcotráfico

"Necesitamos trabajar en amistad social, concordia, encuentro, reconciliación", sostuvo el reelecto presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo.
Viernes 14 de noviembre de 2014
La "reconciliación" en la Argentina volvió a ser tema "urgente" de los obispos al revisar este viernes las "orientaciones pastorales" para el periodo 2014-2017, al tiempo que alertaron por el avance del narcotráfico en el país.

Ante una consulta de NA, el reelecto presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, reconoció que este llamado a la "reconciliación de los argentinos" se realiza en un contexto preelectoral, pero sostuvo que eso "no" es determinante.

Arancedo brindó una conferencia de prensa secundado por el cardenal primado de la Argentina, Mario Aurelio Poli, vicepresidente primero de la CEA y el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, vicepresidente segundo del Episcopado, en el marco de de la 108º Asamblea Plenaria que se realiza en Pilar y que reunió a más de 80 prelados durante toda la semana.

"Es una página del Evangelio, no puede la Iglesia no predicar la reconciliación, siempre lo ha hecho, estamos en un marco concreto de nuestro país y decíamos a nivel de la Patria necesitamos trabajar en amistad social, concordia, encuentro, reconciliación", dijo el arzobispo santafesino a NA.

Explicó, además, que por eso eligió la frase definitoria: "Una amistad social que nos incluya a todos es el punto de partida para proyectarnos como comunidad". Arancedo reconoció que observan que "hay enfrentamientos y dificultades para el diálogo" en el país y remarcó: "No está mal lo diverso, sería muy triste que todos fuéramos iguales ¡Qué lindo cuando la diversidad nos enriquece!".

"La riqueza de la diversidad pasa por el diálogo, por el respeto del otro, por convivir con lo diverso. Por eso creo que es un ejercicio permanente la reconciliación. Hemos vivido en la Argentina momentos difíciles, no podemos negarlo, con heridas, con luces, con sombras... Al país le hace falta capacidad de encuentro para recrear un país para todos", manifestó en diálogo con NA.