Azcona recibió una brutal golpiza en la cárcel de Ezeiza

Su abogado, Jorge Adrián Borgo, informó que "la agresión ocurrió durante el traslado de vuelta al penal, el día de las pericias" y dijo que "se ensañaron con él porque tiene una pierna lastimada”.
Viernes 21 de noviembre de 2014

Lucas Azcona, el único detenido por el asesinato de la joven chilena Nicole Sessarrego Borquez, denunció que fue golpeado por otros presos cuando era trasladado desde la sede del Cuerpo Médico Forense al penal de Ezeiza.

Lo hizo su abogado Jorge Borgo, quien incluso interpuso un recurso de hábeas corpus ante la justicia en donde puso en conocimiento de los hechos, que fueron luego que su cliente el miércoles pasado asista al Cuerpo Médico Forense donde se le practicaron exámenes psiquiátricos.

El abogado informó al juez de instrucción Luis Zelaya, a cargo de la investigación por el homicidio, sobre la situación de "vulnerabilidad" de Azcona, quien ahora permanece detenido en Ezeiza y el próximo lunes se le ampliará la declaración indagatoria.

Según la denuncia radicada por el abogado, un grupo de internos lo agredió en el traslado.

A la espera que el juez resuelva su situación procesal, el lunes el juez le informará a Azcona sobre los resultados de los exámenes psiquiátricos y psicológicos que concluyeron que él es misógino y presenta rasgos psicopáticos.

Azcona fue entregado a la policía por su padre cuando éste lo reconoció en las imágenes de las cámaras de seguridad que los canales de televisión difundieron.

La víctima, Nicole Sessarego Borquez, había venido a estudiar a Buenos Aires en el mes de febrero pasado y el 15 de julio fue asesinada de 11 puñaladas, en el barrio porteño de Almagro.