"En ningún país se allana una empresa del presidente de la nación", dijo Aníbal

El exjefe de Gabinete calificó la decisión del juez federal Claudio Bonadio de disponer un allanamiento en las oficinas de un hotel como "falta de decoro superlativa" e insistió en señalar que "en ningún país serio del mundo, si es una empresa del presidente, hacen este gesto. “Se pide el balance y la composición del directorio y a los tres días lo tiene resuelto", aseveró.
Domingo 23 de noviembre de 2014
El senador kirchnerista Aníbal Fernández cuestionó hoy la decisión del juez federal Claudio Bonadio de disponer un allanamiento en las oficinas de un hotel, propiedad de una empresa de la que Cristina Kirchner es accionista, y al respecto dijo que "en ningún país del mundo se allana una empresa del presidente de la nación".

"No se hace en ningún país del mundo allanar una empresa del presidente de la nación. Se pide el balance y la composición del directorio y a los tres días lo tiene resuelto", aseveró Fernández en diálogo con el programa El Fin de la Metáfora, de la radio Nacional Rock.

El exjefe de Gabinete calificó la orden de allanamiento de Bonadio de "falta de decoro superlativa" e insistió en señalar que "en ningún país serio del mundo, si es una empresa del presidente, hacen este gesto.

Fernández también volvió a rechazar la negativa de sectores de la oposición a prestar acuerdo para la designación del reemplazante de Eugenio Zaffaroni en la Corte Suprema de Justicia, una postura por la cual algunos dirigentes como los radicales Ernesto Sanz y Gerardo Morales sufrieron una denuncia judicial por presunta sedición.

"Se juntan 28 o 30 senadores dando vergüenza al Congreso y al pueblo y firman un acuerdo donde dicen que no van a acompañar o impedir a priori que el Gobierno ejerza lo que dice la Constitución, que es designar a los ministros de la Corte. Basta con que se sienten en la banca y digan que no en ese momento, pero hacen esta pantomima", cuestionó.

También avaló la denuncia por supuesta sedición contra los parlamentarios opositores que presentó el abogado constitucionalista Eduardo Barcesat.

"Barcesat es un tipo serio. El planteo de la oposición es poco serio. Es insensato, risueño, pueril, en presencia de senadores que son serios pero buscan una ventaja politequera pretendiendo poner al Gobierno en una situación de ilegitimidad", afirmó.